04 de junio de 2018
04.06.2018
Prueba

Citroën C3 Aircross Puretech110 EAT6, alegre 'SUV'

Un buen candidato para quien busca un vehículo de este formato con mucha practicidad interior; el motor intermedio de gasolina sobra por fuerza y contiene el gasto

04.06.2018 | 12:20
Citroën C3 Aircross Puretech110 EAT6, alegre 'SUV'

Es tal la fiebre ´SUV´ que las marcas aprovechan casi cada formato para lanzar una versión que se acerque a este codiciado universo. Da igual el segmento que se trate, incluso en el de los utilitarios de cuatro metros, aparecen vehículos con aires de todocamino para hacer las delicias de los entusiastas de este tipo de estética. El producto que analizamos y que hemos podido probar en profundidad deriva del compacto C3, un modelo de nuevo cuño, que en su variante más montaraz, resulta hasta más llamativo que su punto de partida.

El nuevo Citroën C3 Aircross comparte muchos elementos con el Opel Crossland X (ambos se fabrican en la factoría de Figueruelas en Zaragoza) y su aspecto es, al primer golpe de vista, muy atractivo. Algo más elevado que el utilitario y con más protecciones en sus bajos, el C3 Aircross tiene una longitud de 4,15 metros, por lo que ofrece ya una habitabilidad válida como coche único en la familia. Cuenta además con un gran maletero de 410 litros de capacidad, que se une al número de huecos para depositar todo tipo de objetos repartidos por el interior, lo cual resulta práctico. Como también lo es su modularidad, ya que permite desplazar los asientos traseros longitudinalmente 15 centímetros y además reclinar sus respaldos para hacer los viajes más cómodos. Incluso podemos abatir hacia delante el de la plaza central para crear un práctico apoyabrazos con dos portabebidas. Gracias a estas posibilidades, se amplía el espacio trasero de carga hasta los 520 litros adelantando la bancada posterior. Delante el salpicadero es desenfadado, con detalles funcionales como la repisa tapizada para el acompañante o el hueco grande delante de la palanca del cambio que puede recargar teléfonos de forma inalámbrica. Hay varias opciones interesantes, como la información proyectada para el conductor delante del parabrisas, las llantas de hasta 17 pulgadas, la piel en parte de los asientos y algunos guarnecidos, el techo solar practicable, el equipo de sonido mejorado, el aparcamiento asistido, el aviso de vehículos en los ángulos muertos o el selector de avance fuera del asfalto ´Grip Control´, que mejora el agarre aunque la tracción siempre va al eje delantero (modos de arena, nieve, barro, arena... ). Este último sistema va aparejado con neumáticos de uso mixto.

El Citroën C3 Aircross se vende con tres motores de gasolina y dos diésel: los PureTech de 82, 110 y 130 CV y los BlueHDi de 100 y 120 CV. Las cajas de cambios son manuales de cinco y seis relaciones y el de gasolina intermedio puede contar con una automática de seis (PureTech 110 EAT6). Precisamente hemos podido probar este último, equilibrado por su potencia en cuanto a prestaciones y gasto y cómodo en el día a día por su agradable cambio automático.

La respuesta del propulsor, aunque tranquila a bajo régimen, se vuelve más alegre a partir de la zona media y permite circular a buen ritmo en cualquier tramo. La carrocería está bien sujeta, incluso en apoyos fuertes, debido al tarado de las suspensiones, que es más bien firme sin llegar a ser incómodo. La caja de cambios EAT6 es de convertidor de par, rápida en sus transiciones y acertada en las relaciones, además nos permite ahorrar combustible gracias a sus preferencias de funcionamiento. Así, el C3 Aircross PureTech 110 CV automático homologa una media de 5,6 l./100 km, alrededor de 6,4 l./100 km en nuestras pruebas, un valor bajo.

Con esta mecánica y tipo de cambio se asocia al acabado más alto Shine, que incorpora elementos como las llantas de 16 pulgadas, los antinieblas, el climatizador, el acceso y arranque sin llaves, la frenada de emergencia, la ayuda trasera al aparcamiento, la navegación conectada con órdenes de voz junto al dispositivo Citroën Connect Box para asistencia y llamada SOS o el regulador de velocidad con limitador, entre otros.

El Citroën C3 Aircross nos ha parecido un modelo vistoso, muy práctico y realizado con buen gusto y materiales agradables. Con el interesante motor de 110 CV de gasolina cuesta desde 19.650 euros asociado a la caja manual; con la automática EAT6 su precio parte desde los 21.250 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor

 

¡Suscríbete a MOTOR!

¿No quieres quedarte sin tu ejemplar? Compra la edición del día por sólo 0,99€ o edición de fin de semana (sábado y domingo, con edición impresa) por 17,95€ al mes


Enlaces recomendados: Premios Cine