06 de mayo de 2018
06.05.2018
Prueba

Muchas posibilidades

Una acertada opción para los que demandan un vehículo compacto, algo elevado del suelo y con una apariencia aventurera

11.06.2018 | 19:08
Muchas posibilidades

El Peugeot 2008 es una opción recomendable para quien busca un vehículo de poco más de 4 metros, algo elevado del suelo y que cumpla sin problemas con mecánicas solventes. La cosa es más atractiva si tenemos en cuenta que se actualizó hace un par de años con retoques de diseño y nuevas molduras para proteger la carrocería.

En cuanto a motores, el 2008 mantiene el catálogo de la versión anterior, con el bloque diésel de 1,6 l. de 100 y 120 CV (cuatro cilindros) y tres niveles de gasolina de un bloque de 1,2 l con 82, 110 y 130 CV (tres cilindros). Las cajas de cambios son manuales de cinco o seis relaciones, en función del motor, y el gasolina de 110 CV se puede asociar a una transmisión de convertidor de par de seis velocidades. Nosotros nos quedamos en esta ocasión con la variante más potente de gasóleo, que con sus 120 CV vale para todo y su gasto es muy ajustado.

El Peugeot 2008, gracias a sus 4,16 metros, puede circular sin problemas en el ámbito urbano y además sale sin complejos a la carretera con aplomo y el poderío de su mecánica diesel. Dentro ofrece espacio y además resulta práctico. Los materiales tienen buen tacto y a partir de los acabados intermedios, una pantalla táctil de 7 pulgadas preside la zona central del salpicadero con muchas funciones y conectividad a la última. Como ya hemos visto en otros modelos de la marca, el puesto de mandos tiene la instrumentación colocada por encima del volante, algo que mejora la seguridad al no tener que apartar apenas la vista de la carretera para su consulta. Otro dato interesante es su capacidad de carga, pues su maletero de 338 litros es uno de los más grandes de su segmento.

En marcha, el propulsor diésel de 120 CV es bastante silencioso y responde bien, sobre todo a partir de unas 1.700 revoluciones, haciendo del 2008 un coche rápido. Otra de sus ventajas, aparte de su suavidad, es el bajo consumo, pues homologa una media de 3,7 litros por cada 100 km. También destaca por su confort en cualquier firme, aunque su suspensión en esta versión (de las más prestacionales de la gama) es un poco más dura que el resto. Como eleva sus bajos del suelo más que un utilitario, podremos salir a hacer excursiones por pistas de tierra en buen estado, aunque no puede montar la tracción total (siempre la fuerza del motor va al eje delantero). A cambio incorpora el sistema ´Grip Control´ con el que el conductor adapta el avance del coche en función de varios perfiles. Asimismo se incluyen neumáticos especiales de uso mixto.

Hay varios niveles de acabado para este modelo en función de la motorización: Allure, Style, Crossway y GT Line. De serie y desde el acabado básico hay elementos como el programador de velocidad, las luces de Led de marcha diurna, el ordenador de a bordo, o las barras en el techo. Esta versión de 120 CV porta climatizador doble, sistema Grip Control de cinco modos de conducción, o llantas de 17 pulgadas, entre muchos otros.

El precio de partida con este motor de gasóleo de 120 CV es de 20.950 euros, una variante que aporta más sensaciones que la también válida de 100 CV diésel, gastando prácticamente lo mismo. Ademas la diferencia de precio entre ellos es de unos 700 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor

 

¡Suscríbete a MOTOR!

¿No quieres quedarte sin tu ejemplar? Compra la edición del día por sólo 0,99€ o edición de fin de semana (sábado y domingo, con edición impresa) por 17,95€ al mes


Enlaces recomendados: Premios Cine