La Fiscalía Nacional Antiterrorista de Francia anunció este martes sla petición de penas de cárcel de 15 años a tres de los ocho cómplices juzgados por el atentado yihadista en Niza, el 14 de julio de 2016, que acabó con la vida de 86 personas e hirió a más de 400.

La Fiscalía solicitó 15 años para el principal acusado, el francotunecino Ramzi Arefa, a quien finalmente se pidió la retirada de los cargos de asociación criminal terrorista por lo que se habría arriesgado a la cadena perpetua, sustituyéndolos por los de asociación de malhechores de derecho común.

Arefa, de 27 años, fue juzgado por servir de intermediario entre el autor del atentado -Mohamed Lahouaiej Bouhlel, muerto en el atentado después de arrollar a una multitud con su camión- y un grupo de traficantes de armas albaneses.

También 15 años y prohibición de pisar el territorio francés fueron solicitados contra Chokri Chafroud por complicidad en asociación criminal terrorista; otros 15 junto la misma prohibición contra Mohamed Ghraieb, también por complicidad en asociación criminal terrorista.

Para Jean-Michel Bourlès, uno de los tres abogados generales de la Fiscalía, ambos "no ignoraban la capacidad (de Mohamed Lahouaiej-Bouhlel) a cometer actos relacionados con su ideología radical".

Chafroud y Ghraieb están acusados de ayudar a Lahouaiej-Bouhlel en el alquiler del camión con el que arrolló a cientos de personas.

Asimismo, la Fiscalía pidió 10 años y la prohibición de entrar en Francia contra el albanés Artan Henaj, acusado de haber proporcionado armas a Arefa.

Para los otros cuatro acusados se solicitaron penas menores (5 años para Enkeledja Zace; 3 años para Endri Elezi; otros tres para Maksim Celaj; y dos para Brahim Tritrou -quien no compareció en el juicio tras haber huido a Túnez-.