01 de noviembre de 2020
01.11.2020
La Opinión de Murcia
Elecciones en Georgia

Los sondeos apuntan a una victoria del partido Sueño Georgiano

La principal formación opositora, el nacionalista Movimiento Nacional Unido, reclama la victoria

01.11.2020 | 11:56
El líder del partido Sueño Georgiano, Bidzina Ivanishvili, celebra los resultados.

El partido oficialista Sueño Georgiano ganó las elecciones parlamentarias celebradas este sábado en Georgia, según los sondeos a pie de urna, mientras la principal formación opositora, el nacionalista Movimiento Nacional Unido (MNU), del expresidente Mijaíl Saakashvili, reclama la victoria.

"Hemos ganado gracias a los ciudadanos de Georgia, que en medio de la pandemia celebraron unas elecciones libres y democráticas", escribió en su cuenta de Facebook el primer ministro georgiano, Georgui Gajaria, tras conocerse los primeros sondeos que muestran ventajas de entre un 7 y un 25 % de su partido, de centro-izquierda y que lleva en el poder desde 2012.

Incluso los datos del sondeo más desfavorable para Sueño Georgiano le garantiza la posibilidad de gobernar en solitario sin necesidad de formar un Ejecutivo de coalición.

El jefe del Gobierno, proeuropeo, afirmó que estas elecciones demostraron a todo el mundo que Georgia es "parte de la civilización europea" y merece "un lugar digno en la gran familia europea".

"Por ahora no tenemos los resultados oficiales, pero ya está claro que ganaron los ciudadanos georgianos que quieren un futuro pacífico y europeo", señaló.

Los nacionalistas disconformes

En tanto, desde Ucrania, donde se encuentra exiliado, Saakashvili llamó al presidente de Sueño Georgiano a "dejar el poder en paz" ya que según él, el MNU fue el ganador de estos comicios, opinión que fue apoyada por sus seguidores en Georgia.

"Hemos ganado en todas las grandes ciudades, incluyendo a Tiflis", declaró el líder nacionalista Zaal Udumashvili, que se negó a reconocer incluso los sondeos del canal Mtavari arji (Canal Principal), conocido por su apoyo al MNU, que admitió la ventaja de Sueño Georgiano.

Según el canal opositor, el partido oficialista contó con el apoyo del 41 % de los electores frente a un 33 % de la oposición, en base al conteo de la compañía IPSOS.

Castigo en las urnas

Parte del electorado georgiano no ha olvidado la gestión de Saakashvili como presidente y ese lastre castiga al MNU.

"Voté por Sueño Georgiano", comenta a Efe la doctora Tsitso Nikolaishvili, que no está del todo satisfecha con la gestión de este partido, pero considera que "podrá garantizar la estabilidad y el desarrollo, la paz, tan necesaria en el Cáucaso sur".

"Quisiera que Sueño Georgiano apurara los cambios en Georgia, con este partido ganamos la libertad, no tenemos miedo de hablar en voz alta o por teléfono, no tememos criticar las autoridades. Con Saakashvili por esto te podían despedir del trabajo o encarcelar", afirma.

Pluralidad política

Además de los dos principales partidos, otras ocho formaciones políticas superaron el umbral del 1 % y obtendrán escaños en el Parlamento, una novedad que permite un legislativo más participativo y plural.

La economista Tamara Imnadze ya no vota por Sueño Georgiano, porque "se ha distanciado del pueblo" y prefiere apoyar al periodista Alexandr Elisashvili, del partido Movimiento Social.

"Espero que pueda ser parlamentario y priorice la solución de los problemas sociales actuales".

Orden y participación

La jornada electoral se distinguió por el orden civil y una participación mayor que en los anteriores comicios del legislativo.

Según informó la portavoz de la Comisión Electoral Central, Anna Mikeladze, al cierre de los colegios a las urnas acudieron 1.970.540 ciudadanos, un 56,11 % del padrón electoral.

De los 150 diputados que conformarán el Parlamento, 120 son elegidos por listas de partidos, con apenas el 1 % de los votos para acceder al reparto proporcional de escaños, mientras que los 30 restantes se dirimen en circunscripciones mayoritarias.

Las enmiendas constitucionales que abrieron paso a este nuevo sistema establecen que el partido con más votos no podrá crear un Gobierno si no cuenta al menos con un 40 % de los votos, por lo cual se admite la posibilidad de creación de un Gobierno de coalición en el caso de que ningún partido obtenga 76 escaños.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook