01 de noviembre de 2020
01.11.2020
La Opinión de Murcia
Ataque

En libertad el detenido por el ataque contra un sacerdote ortodoxo en Lyon

El sacerdote, identificado como Nikolaos Kakavelakis, sigue recibiendo atención médica

01.11.2020 | 20:25
La Policía, en el lugar de los hechos.

La Policía francesa ha puesto en libertad al individuo detenido en la noche del sábado por su presunta implicación en el ataque a tiros a un sacerdote ortodoxo en Lyon, que de momento está siendo investigado como un asunto personal en lugar de un atentado terrorista.

"En el estado actual de las investigaciones nada permite (...) involucrarlo en la comisión de los hechos", ha indicado la Fiscalía, según recoge la cadena francesa de televisión BFMTV. Además, el estado de salud del hombre se ha considerado incompatible con la custodia policial tras un examen médico.

El sospechoso fue detenido en un restaurante de kebab en el tercer distrito de Lyon, ubicado en la calle Baraban, según han confirmado fuentes de la investigación al diario local 'Le Progrès'.

El fiscal de Lyon, Nicolas Jacquet, ha reconocido por su parte que el arma empleada en el ataque, un rifle de caza según los testigos, no ha sido encontrada en posesión del sospechoso, y de momento las pesquisas se limitan a lo que parece ser un intento de asesinato por cuestiones personales.

El sacerdote no vestía el traje tradicional en el momento del ataque, no se llevó a cabo ninguna ceremonia religiosa en la iglesia ortodoxa y los testigos no escucharon ninguna justificación religiosa.

Según otro sacerdote de la iglesia ortodoxa de Lyon, Antoine Callote, parece que el asalto deriva de "conflictos personales" en el seno de la institución, y que llevaron a la víctima a suspender misa durante un mes.

"Desde la llegada del sacerdote a mediados de la década de 2000, siempre ha habido conflictos en esta iglesia. El clima no era saludable. La Policía ya había intervenido en un par de ocasiones a petición del sacerdote. Han ocurrido peleas", ha explicado a France Info.

El sacerdote, identificado como Nikolaos Kakavelakis, sigue recibiendo atención médica por la gravedad de sus heridas. Su pronóstico, según fuentes médicas al mismo medio, sigue siendo reservado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook