07 de febrero de 2020
07.02.2020
Relaciones UE

España e Italia trazan una alianza sobre economía, migración y el Brexit

Los ministros de exteriores, Arancha González Laya y Luigi Di Maio se reunieron en Madrid

07.02.2020 | 16:45
La ministra de Exteriores, Arancha González Laya.

Los Gobiernos de España e Italia se han propuesto "estrechar lazos de una manera más estratégica" para sumar fuerzas en el seno de la UE ante las próximas discusiones sobre el presupuesto comunitario 2021-2027, sobre la relación futura con Reino Unido, sobre la gestión de las migraciones, sobre la política hacia el Mediterráneo o sobre el futuro de la UE, asuntos todos ellos en los que los dos países tienen intereses comunes.

Se trata de "pensar de una manera más estratégica" en una "UE cambiante" y contribuir así "a soluciones europeas más fuertes", ha explicado la ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, junto a su colega Luigi Di Maio. El italiano ha sido el primer jefe de la diplomacia invitado formalmente al Palacio de Viana por la nueva jefa de la diplomacia española.

Ambos ministros se han marcado como objetivo organizar pronto una Cumbre bilateral entre los dos Gobiernos, presidida por Pedro Sánchez y Giuseppe Conte, un formato que no se celebra desde 2014.

El primer asunto en el que se plasmará esta relación renovada entre Madrid y Roma será un documento no oficial --"non paper", ha dicho Di Maio-- al que esperan que puedan sumarse otros países del sur de la UE. Se trata, ha dicho la ministra española, de construir un pacto para las migraciones que se base en los principios de justicia y solidaridad.

España e Italia, al igual que Grecia, son países de primera acogida de migrantes y reclaman una reforma que afiance el principio de solidaridad en las reglas de asilo (Reglamento de Dublín), para dejar de ser los únicos encargados de procesar y asumir la acogida de los demandantes de asilo que llegan a suelo comunitario. Estas demandas, sin embargo, han chocado durante todo este tiempo con la negativa firme de países como Hungría. España e Italia quieren estar "a la vanguardia" de la solución europea, ha afirmado Di Maio.

Los dos ministros han hablado también de política mediterránea, de vecinos como Albania y Macedonia y Di Maio ha destacado que España tiene "gran influencia" en los países del norte de África, otro ámbito donde quiere colaborar. A ellos se suma el interés de Italia en Libia, y su apuesta por una misión europea que controle el embargo de armas que sea "lo más eficaz posible".

La estabilidad de Libia, ha dicho, es la de toda la región, y una Libia en guerra es un caldo de cultivo para el terrorismo a pocos cientos de kilómetros de Sicilia. "Europa es quien más tiene que perder", ha apuntado.

A los asuntos europeos se suman las relaciones bilaterales. La intención de ambos países es que la próxima cumbre bilateral vaya acompañada por un foro de empresarios.

Di Maio ha apostado también por cooperación entre universidades y cooperación para el desarrollo económico de determinadas regiones y por los derechos de los trabajadores. También ha expresado interés en la capacidad de España para atraer cada vez más turistas y en las políticas turísticas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook