24 de enero de 2020
24.01.2020
Marruecos

Marruecos y España bajan rebajan la tensión por las aguas territoriales

El ministro marroquí asegura que "no habrá política de hechos consumados ni unilateralismo"

24.01.2020 | 15:18
González Laya, con el primer ministro marroquí El Otmani.

Los ministros de Exteriores de Marruecos, Naser Burita, y de España, Arancha González Laya, rebajaron este viernes el tono y la tensión de los últimos días causados por la reciente ley marroquí de delimitación de sus aguas territoriales, que ha causado gran preocupación en las islas Canarias.

"No habrá política de hechos consumados ni decisiones unilaterales", dijo Burita a la ministra en la reunión que ambos mantuvieron en la sede del ministerio de Exteriores en Rabat, en la que era la primera visita de González Laya a Marruecos.

Para la ministra española, estas fueron "unas palabras tranquilizadoras para quienes tuvieran dudas (entre) los ciudadanos y ciudadanas de las islas Canarias", a los que reiteró que "no habrá política unilateral, sino diálogo para llegar a soluciones de común acuerdo".

González Laya reconoció, por su parte, que Marruecos "tiene derecho a delimitar sus espacios marítimos según el derecho internacional", pero también matizó que "tiene el deber, en los casos de solapamiento con otros países, de hacerlo de común acuerdo con el otro país y respetando las normas".

El ministro marroquí recordó que "el diálogo está en el ADN de Marruecos y será la base de todo arreglo", pero avanzó alguna pista, al sugerir "un mecanismo operacional que transforme lo que puede ser un problema en una ventaja", sin dar más pistas sobre cuál podría ser ese mecanismo.

El tono de la rueda de prensa fue en todo momento de cordialidad, y los ministros multiplicaron sus mensajes mutuos de reconocimiento: Burita dijo que "nuestras relaciones son excelentes y con fundamentos sólidos, (existe) una solidaridad permanente y nuestra cooperación se extiende a todos los ámbitos.

Del mismo modo, González Laya recordó que "tenemos puntos de vista convergentes en muchos temas" y que para España su buena relación con su vecino "da buenos resultados", que tradujo en datos: España es el primer socio comercial de Marruecos, hay 800 empresas españolas establecidas en Marruecos y alrededor de 800.000 turistas al año en ambos sentidos (españoles a Marruecos y viceversa).

Entre los elogios que González Laya dedicó a Marruecos -como han hecho todos los ministros que la precedieron- estuvieron el de ser este país "un factor de estabilidad en una zona de gran inestabilidad", además de saludar "las reformas que este país está llevando a cabo", obviando las numerosas críticas que recibe por los atropellos a los derechos humanos.

Pero la reunión entre ambos también dio para mencionar la cuestión de Ceuta y Melilla, y concretamente los problemas creados en ambas ciudades por la interrupción del comercio informal en el caso de Ceuta desde el pasado octubre y el cierre de la aduana comercial en Melilla en agosto de 2018, decisiones ambas tomadas por Marruecos de forma unilateral.

Preguntada específicamente por esta cuestión, González Laya dijo: "Estamos de acuerdo en que se necesitan vías de concertación y diálogo en este tema, al igual que en la delimitación de fronteras marítimas, y ese será el mejor instrumento para avanzar en ambos temas".

Marruecos no ha dado hasta ahora explicaciones oficiales sobre las dos decisiones referentes a Ceuta y Melilla, y en esto la postura marroquí no se sale de su clásica consideración de ambas ciudades como "territorios ocupados", aunque esas palabras no se traduzcan en reclamaciones concretas en las últimas décadas.

Otras cuestiones que fueron abordadas por los dos ministros fueron el caso de Libia, donde tanto España como Marruecos reclamaron un mayor protagonismo en la búsqueda de una solución apadrinada por la comunidad internacional, o la situación de creciente inseguridad y amenaza terrorista en el Sahel.

Una futura zona de librecambio en África o una mayor cooperación en la lucha contra el cambio climático en el Mediterráneo también estuvieron en la mesa de discusiones entre los dos ministros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook