02 de octubre de 2019
02.10.2019
Vaticano

El Vaticano destituye a cinco altos funcionarios de la oficina de control financiero

Las autoridades judiciales han abierto una investigación en la Secretaría de Estado

02.10.2019 | 16:03
Plaza San Pedro del Vaticano.

El Vaticano ha suspendido a cinco altos funcionarios de la oficina de control financiero, entre los que se encuentran el jefe del Departamento de Información y Documentación, monseñor Mauro Carlino, y el director de la Autoridad de Información Financiera, o AIF, Tommaso Di Ruzza, según ha publicado la revista L'Espresso del grupo del diario italiano La Repubblica.

Las autoridades judiciales del Vaticano han abierto una investigación en la Secretaría de Estado por operaciones millonarias presuntamente irregulares en las que estarían implicados estos cinco altos funcionarios de la Santa Sede.

La investigación estaría ligada a las incautaciones de documentación y material electrónico realizadas este mismo martes en las oficinas de la Secretaría de Estado de la Santa Sede, que dirige el cardenal Pietro Parolin.

La Secretaría de Estado, el departamento más poderoso del Vaticano, es el centro neurálgico de su burocracia y diplomacia y el corazón administrativo de la Iglesia Católica mundial. La AIF, encabezada por el abogado suizo Rene Bruelhart, es el controlador financiero, con autoridad sobre todos los departamentos del Vaticano.

El Vaticano informó el martes de los allanamientos y señaló que estaban relacionadas con "operaciones financieras realizadas en el transcurso del tiempo". Según el informe anual de la Autoridad de Información financiera (AIF), las operaciones sospechosas en las finanzas del Vaticano se redujeron notablemente pasando de ser 150 en 2017 a 56 el año pasado, continuando una tendencia que los funcionarios dijeron que mostraban reformas en marcha.

El año pasado, el Tribunal del Estado de la Ciudad del Vaticano condenó al empresario italiano Angelo Proietti a dos años y seis meses de cárcel por blanqueo de capitales a través de una cuenta bancaria abierta en el en el Instituto para las Obras de Religión (IOR), más conocido como el 'Banco del Vaticano'. Fue la primera vez que en la jurisdicción vaticana aplicó una condena por este tipo de delito financiero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook