23 de septiembre de 2019
23.09.2019
Crisis migratoria

Los 182 migrantes del Ocean Viking desembarcarán en Sicilia

Serán los primeros en desembarcar en Messina tras desde la aplicación de la política de puertos cerrados

23.09.2019 | 11:02
Doctores de MSF ayudan a desembarcar a una persona del buque.

El barco Ocean Viking de las ONG SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras (MSF) con 182 migrantes llegará mañana al puerto de Messina, en Sicilia, tras la autorización de las autoridades italianas sin condiciones de reubicación en otros países como había ocurrido en el pasado.

Los medios italianos, que citan fuentes de la policía y la delegación de Gobierno, explican que el atraque del barco se producirá mañana debido al mal tiempo.

Al puerto de Messina no llegan migrantes desde que el anterior Gobierno italiano aplicó su política de puertos cerrados, pero en el pasado era uno de los lugares predispuestos a la acogida.

En el barco se encuentran 182 migrantes, rescatados en dos operaciones los pasados 17 y 18 de septiembre, y entre ellos 14 menores e incluso un bebe de 10 días.

Se trata de la primera autorización sin condiciones de desembarco para un barco humanitario con el nuevo Gobierno italiano de coalición entre el Movimiento 5 Estrellas y el Partido Demócrata, tras la ruptura de los antisistema con la Liga de Matteo Salvini.

El Ocean Viking regresó al Mediterráneo central pocas horas después de que el 14 de septiembre la Guardia Costera italiana se hiciese cargo de los 82 migrantes rescatados una semana antes, pero sólo después de que varios países europeos acordaran su reubicación.

Esta autorización se produce a raíz de la reunión de hoy en La Valeta de los ministros del Interior de Italia, Malta, Alemania y Francia, con la supervisión de Finlandia que es presidente de turno de la Unión Europea, para encontrar una solución compartida sobre la gestión de los desembarcos en el Mediterráneo central y la reubicación automática de los migrantes.

SOS Méditerranée pidió este lunes que la cumbre sirva para ofrecer una respuesta duradera al desembarco de migrantes.

"Los ministros del Interior tienen la oportunidad de transformar las palabras en hechos y poner en marcha un mecanismo compartido, previsible y perenne de desembarco, conforme a lo que establece el derecho marítimo e internacional", indicó en un comunicado.

La cumbre de Malta, será el estreno a nivel europeo para la nueva ministra del Interior italiana, Luciana Lamorgese, que ha sustituido a Matteo Salvini.

Se espera que se alcance un primer acuerdo entre estos cuatro países, que ya se han expresado a favor de un sistema automático para reubicar a los migrantes rescatados en el Mediterráneo central y desembarcados en Italia o Malta, así como la posible participación de otras naciones que ya se han mostrado dispuestos al mecanismo de reubicación, como Irlanda, Portugal y Luxemburgo.

El ministro del Interior en funciones español, Fernando Grande-Marlaska, ya expresó en Roma tras reunirse con su homologa italiana, que España no ve con buenos ojos este principio de acuerdo para redistribuir a los migrantes que lleguen a las costas italianas y maltesas, porque entiende que "la respuesta de la Unión Europea debe ser única y que afecte a todo el Mediterráneo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook