04 de noviembre de 2018
04.11.2018
La Opinión de Murcia
Irán

El Consejo iraní rechaza un proyecto de ley contra la financiación del terrorismo

Se niega así a la adhesión del país a la convención para Combatir la Financiación del Terrorismo

04.11.2018 | 10:57
El Consejo iraní rechaza un proyecto de ley contra la financiación del terrorismo

El Consejo de Guardianes rechazó este domingo el proyecto de ley sobre la adhesión de Irán a la convención para Combatir la Financiación del Terrorismo (CFT), aprobado hace un mes por el Parlamento tras numerosos debates y controversia.

Este órgano, entre cuyas prerrogativas figura garantizar la compatibilidad de la legislación con el islam y la Constitución iraní, devolvió al Parlamento el proyecto de ley para que se introduzcan enmiendas.

La adhesión a dicha convención era defendida por el Gobierno iraní como un paso clave para mejorar las relaciones económicas con el resto de países del mundo y para salir de la lista negra del Grupo de Acción Financiera (FATF, en sus siglas en inglés).

El portavoz del Consejo de Guardianes, Abas Ali Kadjodaei, escribió en Twitter que han encontrado "fallos y ambigüedades" en el proyecto de ley, algunos de cuyos puntos contradicen "la ley islámica y la Constitución".

El Parlamento debe ahora hacer las modificaciones necesarias al proyecto de ley para obtener la aprobación del Consejo de Guardianes.

En la sesión en la que la Cámara aprobó el proyecto de ley, el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, aseguró que, de no unirse al CFT, "EEUU tendrá una importante excusa para aumentar los problemas" de Irán.

El proyecto de ley del CFT es uno de los cuatro que debe aprobar Irán para cumplir con la demandas del Grupo de Acción Financiera, en cuya lista negra solo figuran Irán y Corea del Norte.

El organismo intergubernamental suspendió las contramedidas contra Irán hace dos años por la intención mostrada por las autoridades de efectuar los cambios necesarios pero, ante el retraso, dio de plazo hasta el pasado mes de octubre para cumplir con los requerimientos.

Los sectores conservadores iraníes temen que la adhesión a la convención dificulte, entre otros, la financiación que ofrece Irán a grupos como el chií libanés Hizbulá.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook