28 de septiembre de 2018
28.09.2018
La Opinión de Murcia
Unión Europea

Italia no quiere enfrentarse con la UE por el déficit, según Di Maio

El comisario europeo Pierre Moscovici señaló que quiere negociar con Roma para evitar una crisis

28.09.2018 | 11:31
El ministro de Desarrollo Económico de Italia, Luigi Di Maio.

El ministro de Desarrollo Económico de Italia, Luigi Di Maio, dijo este viernes que el Gobierno no quiere enfrentamientos con la Unión Europea (UE), después de que el jueves pactara elevar el déficit hasta el 2,4 % del Producto Interior Bruto (PIB) para 2019.

"Ahora empieza el diálogo con la UE y con los grandes inversores privados y no tenemos la intención de buscar un enfrentamiento", declaró Di Maio a los medios.

El Gobierno italiano pactó el jueves incrementar el déficit para el próximo año hasta el 2,4 % del PIB, tal y como pedían las dos formaciones que lideran el país, el Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y la Liga, y en contra de las advertencias del ministro de Economía, Giovanni Tria, que no estaba dispuesto a subir el déficit por encima del 1,6 %.

Lo hizo en la elaboración del llamado Documento de Economía y Finanzas (DEF), que Italia redacta cada año, que expone el cuadro macroeconómico para el país para este 2018 y los objetivos para el próximo trienio.

Este DEF tiene que ser aprobado todavía por el Parlamento, donde el M5S y la Liga tienen mayoría.

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, advirtió este viernes de que esta subida del déficit para 2019 se sale de las reglas europeas y señaló que quiere negociar con Roma para evitar una crisis entre las dos partes.

Di Maio valoró que "las preocupaciones (de Moscovici) son legítimas", pero garantizó que el Gobierno trabaja para no perjudicar la economía del país.

En Italia, los inversores no han acogido con buen ánimo esta decisión y la bolsa de Milán pierde más de un 2 % dos horas después de la apertura, mientras que la prima de riesgo se está moviendo en torno a los 260 puntos, desde los 235 en los que cerró ayer, y la rentabilidad del bono a diez años ha crecido hasta el 3,16 %, del 2,89 % en el que acabó el jueves.

El presidente de la patronal italiana, Vincenzo Boccia, aseguró en Cernobbio (norte) que ahora el Gobierno italiano debe demostrar que sus decisiones de incrementar el gasto público revertirán en un crecimiento económico y en una disminución del paro. Si no es así y se demuestra que las acciones del Ejecutivo se traducen en "solo gasto y derroche", prosiguió, entonces tendrán razón las instituciones europeas, que piden un mayor ajuste.

Partidos de la oposición han criticado al Gobierno por incrementar el déficit 0,8 puntos porcentuales más sobre el 1,6 % que defendía el ministro Tria como lo más conveniente.

"Incrementar el déficit es una locura. (...) Debemos estar preocupados", opinó el diputado de Forza Italia Alessandro Cattaneo, en las redes sociales.

Para el coordinador del partido +Europa Benedetto Della Vedova, el ministro de Economía "intentó ser razonable para conducir a Italia a la zona de seguridad", pero cedió a las presiones del M5S y de la Liga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook