23 de mayo de 2018
23.05.2018
Virus del ébola

Mueren dos enfermos de ébola en el Congo tras escapar de un hospital

"Es un hospital, no una prisión. No podemos cerrarlo todo con llave", explica Médicos Sin Fronteras

23.05.2018 | 19:51
Una enfermera se prepara para vacunar del ébola en Mbandaka.

Dos pacientes infectados con el virus del Ébola han muerto en la República Democrática del Congo (RDC) tras escapar de un hospital en la ciudad de Mbandaka (noroeste) que los mantenía en cuarentena, informó hoy Médicos Sin Fronteras (MSF).

Los dos enfermos escaparon el lunes del Hospital General de Wangata y fueron hallados muertos este martes, confirmó el jefe de la misión de MSF en Mbandaka, Henru Gray.

"Es muy importante que las familias comprendan el riesgo de diseminación al mantener a los pacientes en sus casas. Si la gente entiende esto, habrá menos riesgo de escape", dijo Gray en declaraciones publicadas por la web informativa congoleña Actualité.

"Es un hospital, no es una prisión. No podemos cerrarlo todo con llave", subrayó el representante de MSF, al matizar que los dos fallecidos recibieron sepultura en un "entierro seguro" supervisado en colaboración con la Cruz Roja.

Un tercer paciente huyó el pasado sábado, pero fue encontrado vivo y actualmente está bajo observación de MSF y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Médicos Sin Fronteras está acabando la construcción de un centro de tratamiento de ébola a unos 15 kilómetros de Mbandaka para evitar estas fugas que pueden contribuir a propagar la enfermedad.

Los casos de ébola en la RDC han aumentado a 58, entre los que hay 27 muertes, según el último recuento del Ministerio de Sanidad congolés, avalado por la OMS.

Hasta la fecha, el brote de ébola declarado en la provincia de Ecuador el pasado 8 de mayo ha afectado a 58 personas, de las que 28 son casos confirmados en pruebas de laboratorio, 21 se consideran probables y 9 se describen como sospechosos.

Un total de 27 personas han fallecido, de momento, lo que lleva el índice de mortalidad de la enfermedad en este brote al 47 %, según la OMS.

"Estamos haciendo lo correcto. Todo el mundo se ha movilizado. Naciones Unidas funciona como una única fuerza en todos los niveles", afirmó hoy el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en un acto en Ginebra.

"Además, el Gobierno congoleño activó un plan para que las comunidades asuman la responsabilidad de la respuesta y está funcionando", añadió el director general.

El lunes comenzó la campaña de vacunación contra el ébola, en la que se da prioridad a los trabajadores sanitarios, a personas que han tenido contacto con infectados, y a los contactos de los contactos, en un proceso denominado "vacunación en aros".

Se inmuniza con la vacuna experimental rVSV-ZEBOV, probada ya en Guinea Conakri tras la epidemia de 2014 a 2016, aunque ahora en la RDC es la primera vez que se toma esta medida en el estadio inicial de un brote de ébola.

Este brote de ébola, detectado en principio en zonas rurales y que después alcanzó el área urbana de Mbandaka, es el noveno que golpea a la República Democrática del Congo desde que se descubrió el virus en 1976 en este país, cuando entonces se denominaba Zaire.

La enfermedad -que se transmite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados- causa hemorragias graves y puede tener una tasa de mortalidad del 90 %.

Sus primeros síntomas son fiebre repentina y alta, debilidad intensa y dolor muscular, de cabeza y de garganta, además de vómitos.

La peor epidemia de ébola conocida se declaró en marzo de 2014, con los primeros casos que se remontan a diciembre de 2013 en Guinea Conakry, desde donde se expandió a Sierra Leona y Liberia.

La OMS marcó el fin de la epidemia en enero de 2016, después de registrarse 11.300 muertes y más de 28.500 casos, aunque la agencia de la ONU ha admitido que estas cifras pueden ser conservadoras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook