02 de mayo de 2017
02.05.2017
Violencia en EEUU

Un muerto y tres heridos por un apuñalamiento en la Universidad de Texas

Barajan un móvil racista ya que el autor es un joven afroamericano y tres de las víctimas blancas

02.05.2017 | 09:31

Un estudiante murió hoy y otros tres sufrieron "lesiones potencialmente graves" por apuñalamiento en el campus de la Universidad de Texas (UT) en Austin (EEUU), informó la Policía de la UT en su cuenta de Twitter.

El jefe de este cuerpo policial, David Carter, identificó en una rueda de prensa al sospechoso del ataque como un alumno de 20 años de la UT, Kendrex J. White, un estudiante afroamericano que cursaba biología en este centro educativo, según el sitio web de UT.

El incidente ocurrió alrededor de las 13.30 hora local (18.30 GMT) en el área del gimnasio del campus universitario, zona en la que este estudiante asestó diversas puñaladas a cuatro alumnos de la UT, quitando la vida a uno de ellos y dejando gravemente heridos a los otros, según detallaron los medios locales.

Un agente de la policía de la UT detuvo inmediatamente después del suceso a White, quién portaba un "gran cuchillo estilo Bowie", dijo Carter.

A falta de confirmación de fuentes oficiales, un estudiante de ingeniería mecánica que se encontraba a escasos metros del lugar de los hechos indicó a Efe que el estudiante fallecido estaba en su primer año de universidad y era de origen griego.

Los rumores que circulan por el campus apuntan a que este múltiple apuñalamiento podría tener un móvil racista, dado que tres de las víctimas son de raza blanca y una es asiática, si bien las autoridades no han confirmado ese extremo.

Por otro lado, una alumna de la UT explicó a Efe que los estudiantes recibieron una alerta oficial de la universidad en la que se les pedía que no se acercaran a la zona del suceso, a pesar de que el sospechoso había sido detenido rápidamente.

En respuesta al incidente, el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, señaló que su oficina ha ofrecido todos los recursos estatales disponibles para ayudar a las personas afectadas y dijo que sus plegarias iban dirigidas a ellas.

En un suceso aparte ocurrido una hora más tarde de los apuñalamientos, un centro dentro del mismo campus fue evacuado brevemente después de una amenaza de bomba reportada que resultó falsa.

"Las matrículas pagan las bombas", rezaba una pancarta expuesta en este lugar.

La semana pasada, la policía universitaria alertó al campus sobre un tiroteo en las cercanías del campus, aunque en esta ocasión nadie resultó herido y la policía dijo que ni el tirador ni su objetivo estaban relacionados con la universidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook