Miles de estudiantes se manifestaron hoy en las ciudades de Londres y Manchester contra el aumento de las matrículas universitarias y los recortes del gasto público adoptados por el Gobierno de coalición de conservadores y liberaldemócratas.

En la capital británica, donde hubo un notable despliegue policial, los activistas congregados comenzaron su marcha pacífica a través de la plaza de Trafalgar y Whitehall antes de reunirse en la torre de Millbank, donde se encuentra la sede del Partido Conservador.

Los agentes, que siguieron de cerca la marcha de los manifestantes, acompañados del sonido de tambores, entregaron a los estudiantes panfletos en los que se advertía de las posibles acciones que se adoptarían en caso de que se registraran brotes de violencia.

El Sindicado Nacional de Estudiantes y la confederación de sindicatos Trade Union Congress (TUC) aunaron fuerzas para llevar a cabo otra marcha en Manchester (norte de Inglaterra) en la que los congregados quisieron centrar la atención sobre los efectos de los recortes en los jóvenes.

El pasado mes, los diputados votaron a favor de elevar las tasas universitarias hasta las 9.000 libras anuales (unos 10.486 euros), una medida que consideraron esencial para asegurar el futuro de las universidades.

Sally Hunt, secretaria general del sindicato de universidades, se dirigió a los congregados en la capital para acusar al Gobierno de Cameron de "estar en guerra con nuestros jóvenes y, por ello, con nuestro futuro".

"(El Gobierno) está traicionando a un generación entera", remarcó Hunt.

Por su parte, en Manchester, Kay Carberry, del TUC, consideró que los jóvenes no deberían pagar el precio por "la apuesta insensata" del Gobierno con la economía.

"En la City -centro financiero de Londres-, los banqueros están descorchando champán y celebrando sus primas (...) mientras que se está obligando a los jóvenes del Reino Unido a recoger la cuenta de la crisis financiera y de la recesión que ellos no provocaron", dijo Carberry.

Las protestas de hoy fueron las últimas de una serie de manifestaciones llevadas a cabo por los estudiantes de este país en rechazo a los planes de austeridad del Ejecutivo de coalición.

El secretario general del TUC, Brendan Barber, indicó que no se esperaban para hoy escenas similares a los episodios de violencia recogidos durante las protestas celebradas el día en que los diputados votaron a favor de incrementar las matrículas de las universidades.