Al menos 42 personas han perdido la vida en el incendio declarado este sábado durante una fuga de presos de la cárcel de Monastir, según informaron fuentes médicas a la agencia oficial de noticias tunecina.

Esta cifra se suma a otras "decenas de muertos", según testigos, durante otra huída protagonizada por los encarcelados de la prisión de Mahdia.

En este último caso, los presos han muerto por disparos realizados por las fuerzas de seguridad que han ido abatiendo a los prisioneros conforme huían del recinto, según indicaron hasta tres testigos vía telefónica.

"Intentaban escapar y la Policía ha abierto fuego. Ahora tenemos a decenas de muertos y todos los demás se han escapado", asegura Imed, un residente de la localidad que vive a pocos metros de la cárcel.

Se reabre el espacio aéreo

El Gobierno tunecino ha anunciado que el espacio aéreo y los aeropuertos tunecinos se encuentran de nuevo abiertos para el tráfico de vuelos civiles, según ha informado la agencia de noticias oficial, TAP.

"La Oficina de Aviación Civil y Aeropuertos declara el espacio aéreo tunecino y todos los aeropuertos abiertos al tráfico aéreo, no como se ha informado desde ciertos medios", indica el organismo en un comunicado difundido por la agencia.

El viernes la totalidad de los vuelos previstos fueron cancelados después de la salida precipitada del país del presidente tunecino, Zine al Abidine ben Alí, motivada por las protestas populares.