20 de noviembre de 2009
20.11.2009
Gira por Asia

Obama reconoce que el cierre de Guantánamo tendrá que esperar

Es la primera vez que el mandatario estadounidense contempla el aplazamiento

18.11.2009 | 20:53
Obama pasea por la muralla china.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha admitido por primera vez este miércoles que el cierre de la prisión estadounidense para sospechosos de terrorismo de Guantánamo, Cuba, no tendrá lugar antes del 22 de enero, tal y como había prometido.

Dos días después de prometer el cargo, el presidente ordenó el cierre del campo de Guantánamo en el plazo de un año y prohibió a las agencias de inteligencia la utilización de controvertidas técnicas de interrogatorio.

"Estamos en un camino y un proceso en el cual yo avanzaría que Guantánamo se cerrará el año que viene", ha dicho Obama, quien ha declinado especificar una fecha para el cierre de la prisión, en una entrevista para la televisión estadounidense FOX News desde Pekín, antes de partir hacia Corea del Sur, dentro de su gira asiática.

En otra entrevista con la televisión norteamericana NBC, Obama ha declarado que muchos de los plazos que supuestamente no ha cumplido su Administración en realidad habían sido establecidos por los medios de comunicación, pero respecto al cierre de Guantánamo ha reconocido: "Teníamos un plazo específico que no hemos cumplido".

En sus declaraciones a Fox News, Obama ha negado que esté decepcionado por no poder cerrar Guantánamo dentro del plazo de un año que él mismo estableció poco después de llegar a la presidencia en enero de 2009, aduciendo que "sabía que iba a ser difícil".

Negativa del Congreso

Obama ha dicho que las dificultades para cerrar Guantánamo no son "solamente técnicas". "La gente, creo que comprensiblemente, tiene miedo después de tantos años diciéndole que Guantánamo era crucial para no dejar pasar a los terroristas", ha añadido.

Obama se ha encontrado con la oposición del Congreso estadounidense a sus planes para trasladar a Estados Unidos a los presos de Guantánamo para juzgarles, así como con las reticencias a recibir a los detenidos de países extranjeros.

Obama ha aterrizado en Seúl esta tarde, según el horario local, en la última parada de su gira por Asia, que le ha llevado a Japón, Singapur --donde asistió al Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico-- y China. Obama visitará la Embajada estadounidense en Seúl, se reunirá con el presidente surcoreano Lee Myung Bak y visitará a las tropas estadounidenses mañana jueves.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook