09 de noviembre de 2009
09.11.2009
6,7 grados de magnitud

Al menos dos muertos en un terremoto en Indonesia

Ayer domingo un alud de tierra terminó con la vida de al menos ocho personas

09.11.2009 | 16:35
Imagen del estado de una de las casas tras el terremoto que ha sacudido la isla de Sumbawa

Al menos dos personas murieron, 82 resultaron heridas y varios edificios fueron dañados cuando un terremoto de 6,7 grados de magnitud en la escala Richter golpeó bajo el mar a la isla de Sumbawa, en Indonesia, informaron fuentes oficiales.

El distrito más afectado fue el de Bima, donde también se colapsó un puente y decenas de residentes huyeron a las montañas por temor a un tsunami, según el jefe del centro de desastres del Ministerio de Sanidad, Rustam Pakaya.

El seísmo se produjo a las 03.41 hora local (19.41 GMT del domingo) a 16 kilómetros al noroeste de la ciudad de Raba, informó el Servicio Geológico de Estados Unidos.

Su epicentro se localizó a 18 kilómetros bajo el nivel del mar, y fue sentido por los turistas en la cercana isla de Lombok.

Pese a la potencia, la cercanía a la costa y la escasa profundidad del temblor, ni el Centro de Alertas de Tsunami del Pacífico ni las autoridades indonesias no avisaron antes del maremoto.

Hace dos años, un movimiento telúrico de 6,4 grados dejó una decena de muertos y cientos de edificios destruidos en la misma zona de la provincia de Nusa Tenggara Occidental.

Otras 3.000 personas perecieron en el seísmo de 7,6 grados ocurrido el pasado septiembre en la isla de Sumatra.

Indonesia se asienta sobre el llamado "Anillo de Fuego del Pacifico", una zona de gran actividad sísmica y volcánica que registra cada año unos 7.000 terremotos, la mayoría moderados.

Por otra parte, al menos ocho personas han muerto, nueve han resultado heridas y cinco continúan desaparecidas a causa de una avalancha de tierra en la isla de Célebes ocurrida el domingo.

El Ministerio de Sanidad indonesio ha culpado del alud de tierra, ocurrido a las copiosas precipitaciones caídas en esa zona montañosa el fin de semana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook