El portavoz del Ministerio afgano del Interior, Zemarai Bashary, confirmó a Efe el número de víctimas pero se negó a precisar si eran afganos o extranjeros residentes en el hotel.

Una fuente policial que pidió el anonimato había informado previamente a Efe de dos víctimas mortales entre los guardias de seguridad afganos que trabajaban en el hotel "Serena" de Kabul, adyacente al Palacio Presidencial.

Según esta fuente, la explosión fue de gran magnitud y se produjo en el recinto del hotel cuando un suicida que iba a pie hizo estallar la carga que portaba consigo.

El portavoz talibán Zabeeullah Mujahid aseguró a Efe que el ataque fue perpetrado por cuatro insurgentes que llegaron a penetrar en el interior del hotel y causaron "varios" muertos entre sus "clientes extranjeros".

Según Mujahid, uno de los talibanes perpetró la acción suicida mientras los otros tres abrían fuego contra los clientes del hotel.

El periódico noruego "Dagbladet" informó desde Oslo de que uno de sus reporteros, Carsten Thomassen, y otro ciudadano de nacionalidad noruega resultaron heridos en el atentado.

Por el momento, están sin confirmar los daños materiales que ha causado el ataque.