El decreto, que saldrá impreso en un número extraordinario de Gaceta Oficial, favorecerá solamente a las personas que no estén procesados por delitos de lesa humanidad, según informa el diario local 'El Nacional'.

Según explicó Chávez, el Gobierno llevará a cabo esta medida como una muestra de que no es un perseguidor de sus rivales políticos. "Queremos la vía de la paz y que haya un fuerte debate ideológico y político, pero en paz", indicó en un mensaje en la televisión estatal.

Así, se incluye en la lista a los firmantes y redactores del decreto Carmona --por el cual se estableció el gobierno de facto del dictador Pedro Carmona de abril de 2002--, a quienes tomaron la sede de Venezolana de Televisión, a los operarios de los buques petroleros que fueron a la huelga en 2002 y a los acusados por actos de rebelión civil o delitos de instigación a delinquir hasta el 2 de diciembre de 2007.

También se beneficiarán del decreto aquellos que tomaron por la fuerza la sede de la Alcaldía del municipio Junín en Táchira, el Palacio de Gobierno y el Palacio de Justicia de esta localidad, quienes entraron en la residencia de la diputada Iris Valera y quienes privaron ilegítimamente de su libertad al ex ministro de Interior, Ramón Rodríguez Chacín.

Sin embargo, los comisarios Lázaro Forero, Henry Vivas e Iván Simonovis no probarán los beneficios de esta medida porque los delitos que se les imputan se consideran de lesa humanidad. Tampoco el ex gobernador del estado Miranda, Enrique Mendoza.

Asimismo, el presidente venezolano firmó un decreto de indulto para 36 presos por razones humanitarias o que hayan cumplido más de la mitad de la pena de cárcel y que hayan tenido buen comportamiento.