La guerra en Irak cuesta unos 10.000 millones de dólares al mes (7.048 millones de euros), y más de 455.000 millones (320.681 millones de euros) se han gastado hasta el momento durante más de cuatro años de combates. Los demócratas, que obtuvieron el control del Congreso, advirtieron a Bush que no debería esperar que sea aprobado su pedido de inmediato.

"El enorme costo de esta guerra crece diariamente, en vidas de personas, dólares gastados y nuestra reputación en todo el mundo", declaró la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. "El pueblo estadounidense ha rechazado durante mucho tiempo los planes de ocupación de Irak (...) impulsados por el presidente, y quiere que el Gobierno presente un plan concreto para traer a nuestros soldados de regreso", indicó.

"La elección es entre un plan demócrata para el regreso responsable de nuestros soldados y el del presidente para gastar otro billón de dólares en una guerra de 10 años en Irak. Debemos poner fin a esta guerra", comentó Pelosi. Al anunciar su petición, Bush reconoció la molestia ante la guerra, que ha costado la vida a unos 3.830 militares estadounidenses y más de 73.000 civiles iraquíes. "Nuestros hombres y mujeres en el frente no deben verse atrapados en medio de los desacuerdos entre partidos en Washington", manifestó.

PRESUPUESTOS ANTERIORES

La cifra eleva a 196.400 millones de dólares (más de 138,423 millones de dólares) el total solicitado por el Gobierno para las operaciones en Irak, Afganistán y otras naciones para el año fiscal iniciado el 1 de octubre. El presupuesto contempla 189.300 millones de dólares (133,417 millones de euros) para el Departamento de Defensa, 6.900 (4,863) para el Departamento de Estado y otros 200 millones (149 millones) para agencias diversas.

La Casa Blanca originalmente pidió 141.700 millones de dólares (99.883 millones de euros) para que el Pentágono continuara con sus acciones en Irak y Afganistán y luego pidió otros 5.300 millones en julio (3.735 millones de euros). La petición mas reciente de Bush contempla otros 42.300 millones para el Pentágono (29.816 millones de euros).

Para el Departamento de Estado, Bush incrementó a más del doble su pedido inicial de 3.300 millones de dólares, agregando otros 3.600 millones para un total de 6.900 millones (4,863 millones de euros). La solicitud contempla fondos para las acciones de paz en Darfúr, el combate al narcotráfico en Latinoamérica, la lucha contra el hambre en Africa, ayuda para refugiados iraquíes y los palestinos.

Los principales legisladores de la Cámara de Representantes ya han expresado que no responderán al pedido de Bush hasta el próximo año, aunque esperan entregar fondos adicionales cuando completen otra iniciativa de ley de presupuestos para la defensa, este año. El Congreso ya aprobó más de 5.000 millones de dólares (3,524 millones de euros) para nuevos vehículos con chasis en forma de V, que ofrecen una mejor protección contra minas y bombas en los caminos. Se espera que los legisladores aprueben rápidamente 11.000 millones (3,524 millones de euros) más para entregar más de 7.000 de esas unidades.

Los retrasos en la aprobación de los fondos para la guerra se deben en parte a las dudas existentes entre los republicanos al recibir la propuesta en medio de una lucha con los demócratas sobre el veto presidencial a un popular plan para ampliar un programa de salud infantil.