El Baradei, que ayer inició una visita oficial de cuatro días a la India, se reunió hoy en Nueva Delhi con el ministro indio de Exteriores, Pranab Mukherjee, con quien analizó el acuerdo de colaboración nuclear civil indo-estadounidense, informó el canal NDTV.

"Me gustaría que la India hiciera pleno uso de la energía nuclear. El acuerdo nuclear (con EEUU) ayudará a regularizar la relación de la India con la comunidad internacional", aseguró El Baradei en declaraciones recogidas por la cadena.

En virtud de ese acuerdo, Washington se comprometió a facilitar a Nueva Delhi -que no es firmante del Tratado de No Proliferación- tecnología atómica para uso civil, así como a hacer lo posible para que la India tenga "pleno acceso" al mercado internacional de combustible.

A cambio, la India accedió a negociar acuerdos de salvaguardia de sus instalaciones con el OIEA y a aceptar que, si Washington lo requiere, este organismo haga un informe sobre todo el material relacionado con el acuerdo de cooperación.

En este sentido, El Baradei indicó que corresponde al Gobierno indio decidir cuándo debatirá los acuerdos de salvaguardia con el OIEA, una vez haya pasado el "diálogo político doméstico" sobre el pacto nuclear.

El acuerdo con EEUU ha sido duramente criticado por los partidos indios de izquierda, aliados del Gobierno, que han amenazado con retirarle su apoyo parlamentario si el pacto entra en vigor en las condiciones actuales.

Para las formaciones izquierdistas, la India puede ser autosuficiente en materia nuclear y el acuerdo significa un sometimiento a los intereses estratégicos de Washington.

"Cuando el Gobierno esté preparado, estaremos felices de negociar con él", apuntó El Baradei.

También advirtió de que el rápido crecimiento económico de la India hace que la demanda energética se multiplique, al tiempo que recordó que el 70 por ciento del crudo que utiliza el país asiático es importado y las reservas de carbón se agotan rápidamente, lo que hace fundamental la energía nuclear.