El primer ministro israelí, Ehud Olmert, "tendió hoy la mano" a sus vecinos palestinos para negociar un Estado palestino "con absoluta soberanía" y la excarcelación de un elevado número de presos palestinos, a cambio de la liberación del soldado Guilad Shalit, cautivo en Gaza.

El embajador, que se enteró de la noticia durante su visita oficial a Canarias, agregó que "todos los primeros ministros israelíes han usado este tipo de juegos".

La paz, prosiguió, es "interés de todos", por lo que pidió que se "sienten, negocien y pongan fin al conflicto", lo que consideró "fácil" porque consiste en "aplicar" la justicia internacional: que se retiren de Cisjordania y no habrá "conflicto ni muertes", apostilló.

A pesar de la desconfianza, dio la bienvenida a la propuesta de Israel y a cualquier iniciativa que persiga la paz.

A este respecto, recordó que recientemente el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, realizó una propuesta que incluía la celebración de una conferencia por la paz, que fue rechazada por Israel "tajantemente", por lo que espera que la noticia de hoy "no sea otra maniobra" en la que los israelíes "hablan de paz sin fondo".

Odeh agregó que la paz pasa por En estado palestino independiente con las fronteras del año 1967 y con Jerusalén Oriental como capital, además de una solución "justa" para los refugiados palestinos y el cumplimiento de la resolución 194 de Naciones Unidas.