En una entrevista a la cadena británica "BBC", Kate Burton, de 24 años, dijo que durante los dos días y medio que permanecieron en cautividad fueron bien tratados por sus secuestradores, pero que sus padres se encontraban "cansados".

Los tres británicos fueron entregados anoche a la seguridad de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), que, a su vez, los entregó a diplomáticos británicos en una comisaría de la localidad de Jan Yunes.

Burton, que trabaja para la organización palestina de derechos humanos "Al-Mizan", lamentó que sus padres hubieran vivido esa "experiencia desesperada", pero subrayó que no podía hablar mal de los secuestradores, que en todo momento se interesaron por su estado y les preguntaban si necesitaban alguna cosa.

La activista explicó que fueros trasladados en tres ocasiones por su captores, que en todo momento mantuvieron su rostro tapado, pero que durante los dos días y medio permanecieron retenidos en la ciudad de Rafah, donde fueron secuestrados el pasado miércoles.

El Ministerio británico de Asuntos Exteriores, que había enviado un equipo de diplomáticos a la franja de Gaza, informó de que la joven y sus padres se encontraban en la actualidad en el consulado general del Reino Unido en Jerusalén, donde reciben "toda la ayuda y cuidado que necesiten".

Los tres británicos se encuentran "bien y animados", según la misma fuente.

En un comunicado difundido por el Ministerio británico de Asuntos Exteriores, la familia Burton declaró estar "rebosante de alegría" y agradeció a todos aquellos que "han trabajado tan incansablemente" para lograr la liberación.

"Queremos dar las gracias sobre todo a los compañeros de Kate y su amigos en Gaza, que nos ayudaron a mantener la esperanza durante toda esta experiencia dramática", señalaron los familiares de los británicos liberados en el comunicado.

"También queremos agradecer su importante apoyo a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y a la policía de ese territorio, así como al Ministerio de Asuntos Exteriores británico y a Scotland Yard", añadieron.

Un compañero de Kate en "Al-Mizan" explicó hoy que la joven ocupa el puesto de coordinadora internacional, "el más importante" de la organización, ya que se encarga de tratar con los donantes internacionales.

En declaraciones al programa "Today" de la de "Radio 4" de la "BBC", Ghada Snunu consideró que "perder a Kate hubiera supuesto una pérdida irreparable".

La Asociación de Musulmanes Británicos, que anunció ayer el envío de un emisario a Gaza para colaborar en la mediación con los captores, ha expresado también su alivio y alegría por la liberación.

Un grupo hasta ahora desconocido, denominado "Brigadas de Muyaidines Rama Jerusalén", ha asumido la autoría del secuestro de la familia Burton.

El grupo asegura que los rehenes fueron liberados como un "gesto de buena voluntad" y tras recibir garantías del Reino Unido y de la Unión Europea (UE) de que harán todo lo que esté en su mano para obligar a Israel a terminar con la zona de exclusión, creada esta semana en el norte de Gaza para impedir el lanzamiento de cohetes "Kasam".

La organización también difundió un vídeo en el que aparecen milicianos encapuchados y vestidos de negro junto a la joven Kate Burton, y leyendo una lista de exigencias.

Entre ellas se incluyen que Israel ponga fin a los asesinatos de militantes palestinos y libere a miles de presos encarcelados en ese país.