EL CAMBIO CLIMÁTICO EN CLAVE POLAR

José Miguel Viñas
ANÁLISIS - José Miguel Viñas
Meteorólogo de Meteored y responsable de www.divulgameteo.es. Participante en la XXXI Campaña Antártica Española (2017-2018)

Las regiones polares de la Tierra son particularmente vulnerables al cambio climático, en la medida en que gran parte de ellas están cubiertas de hielo y la subida de las temperaturas está provocando una importante pérdida del mismo, particularmente acusado en el Ártico. Este hecho, que según apuntan las proyecciones climáticas irá a más en lo que resta de siglo, tiene profundas implicaciones en el sistema climático, ya que la menor cobertura de hielo altera significativamente el balance energético terrestre, siendo mayor la cantidad de radiación solar absorbida en los polos, aparte de la alteración que este hecho provoca tanto en las corrientes atmosféricas como en las oceánicas, lo que a su vez modifica el transporte de calor a lo largo de la superficie terrestre e incide en el cambio climático.

Otro de los impactos de la fusión acelerada de hielo que empieza a observarse en el Ártico y en algunas zonas de la Antártida, es la subida del nivel del mar, que amenaza a centenares de millones de personas que viven en ciudades costeras. Si bien de momento la mayor contribución a esa subida ha sido la expansión del agua de los océanos, debida al calentamiento experimentado en su parte superficial, cada vez están contribuyendo más los aportes de agua del deshielo que están teniendo lugar en Groenlandia, en las grandes masas de hielo de la Antártida Occidental y en la mayoría de los glaciares de montaña, que están en claro retroceso. Si bien sabemos que hubo épocas cálidas en la historia de la Tierra donde desparecieron los casquetes polares, son anteriores a la presencia de los seres humanos.

Si el calentamiento global sigue adelante, la pérdida de hielo polar se acelerará, lo mismo que sus impactos, lo que incidirá directamente sobre nosotros y las demás formas de vida del planeta. La principal amenaza del cambio climático y de una rápida transformación de los polos es la velocidad que puede alcanzar (está empezando a tomar carrerilla), lo que plantea unos escenarios futuros a los que nos resultará muy difícil adaptarnos.

Redacción: Joan Lluís Ferrer (coordinador), Luis Mario Arce, Francisco José Benito y Minerva Mínguez. - Diseño y maquetación: Javier Caldito
Subir