Ahorrar es mirar al futuro

La importancia y el peso de nuestros propios ahorros, generalmente sólo se hacen evidentes en tiempos difíciles

Contenido ofrecido por:


BeContent

Si pensamos en cuando tenemos que hacer una compra importante o enfrentarnos a un gasto inesperado, nuestros ahorros son nuestro primer rescate e, incluso, el amortiguador en el que poner nuestras esperanzas en caso de una necesidad imprevista. El sentido común sugiere su constitución de estos durante nuestra fase de trabajo, cuando estamos en la cima de la energía y la posibilidad e "impone" su protección.

Ahorrar significa mirar con cautela hacia el futuro con nuestras propias finanzas: una actividad que se puede llevar a cabo de diferentes formas y modalidades.

De hecho, ahorrar significa no consumir inmediatamente y reservar una parte de tus ingresos, con la idea de tener un beneficio en un momento futuro. Esto es un acto que supuestamente mejorará tu futuro, ya que implica tener que renunciar a algo en el presente para encontrar una mayor tranquilidad y libertad económica el día de mañana.

Un consejo para empezar a ahorrar es hacer una lista de todas las compras que no te sirven o son necesaria, incluso ser miembro o abonos recurrentes. Pon todos en orden de importancia e intenta pausar todos aquellos pagos que se encuentran al final de la lista durante varias semanas o meses.

Además, en estos momentos, la pandemia por el Covid-19 tendrá un efecto trágico en la economía global. Unas pérdidas sin precedentes, la primera crisis realmente global, y que golpeará de modo indiscriminado a países ricos y pobres.

La pandemia provocará pérdidas económicas colosales: 9.000 millones de dólares durante el 2020. La suma de la economía de Alemania y Japón juntas. El PIL mundial caerá un 3%. La diferencia con otras crisis del pasado es que, esta vez, el mundo entero estará afectado. Y la coyuntura entre la crisis sanitaria y la económica hace que sea menos probable una rápida recuperación: la demanda se ha desplomado, hay grandes "agujeros" en las cadenas de suministro mundiales y la crisis financiera afecta a los mercados y a las materias primas.

Es en estos momentos cuando el ahorro es indispensable: no solo no utilizar una parte de tu liquidez, sino utilizar de forma premeditada y lógica lo que ya habíamos ahorrado.

Gracias a SixthContinent, no será necesario elegir en qué queremos ahorrar y la lista de caprichos y deseos no será un tabú. Puedes comprar lo que tenías que comprar, aunque no estuvieses registrado en SixthContienent, y regalarte algo de calidad, puedes ahorrar cantidades considerables y aumentar tu capacidad de compra.

SixthContinent (SXC) es una plataforma de Social Commerce que revoluciona el modo de comprar, aumentando el poder adquisitivo de las personas. Para aprovechar lo mejor posible este novedoso sistema, deberás empezar a utilizar la plataforma de SixthContinent en cada una de tus compras. Es decir, tus compras deberán pasar primero por la plataforma.

Elige una tarjeta de compra en la web de SixthContinent y usa esta tarjeta como método de pago en los negocios físicos u online de la marca.

Además, un valor añadido de la plataforma es que está basada en la filosofía del Profit-Sharing. Es decir, la empresa comparte una parte una parte de los beneficios diarios con su comunidad de usuarios, bajo la forma de créditos distribuidos en base a las compras efectuadas por los usuarios de todo el mundo.

Lo primero que deberás hacer es comprar una tarjeta de compra en la web para utilizarla como método de pago. Así, por cada tarjeta que compres en SixthContinent, se te devolverá inmediatamente en tu cartera un pequeño porcentaje de la compra en forma de créditos.

Los créditos de la cartera pueden ser utilizados para pagar tarjetas de compra, hasta un máximo del 50% del valor de cada tarjeta.