01 de diciembre de 2020
01.12.2020
La Opinión de Murcia
Banca

Las mejores cuentas bancarias sin comisiones para acabar 2020

Los bancos han empezado a establecer comisiones por el mantenimiento de sus cuentas bancarias como alternativa para obtener rentabilidad

01.12.2020 | 12:05
Las mejores cuentas bancarias sin comisiones para acabar 2020.

El sector bancario atraviesa un momento complicado, la situación económica debido a la crisis del Coronavirus ha terminado por mermar su rentabilidad y las políticas de tipos del Banco Central Europeo, finalmente, han llevado a los bancos a buscar otras vías para salir a flote ante la actual coyuntura económica.

Alguna de las soluciones que ha aplicado el sector ha sido modificar varios de sus productos más básicos, como el de las cuentas bancarias.

Estas medidas han transformado por completo el panorama de cuentas que ofrecen los bancos, hasta el punto de meterlos de lleno en una guerra de comisiones por tener las mejores cuentas bancarias del mercado. Las entidades han hecho de ellas su nuevo producto estrella para captar clientes aprovechando el endurecimiento de condiciones que han llevado a cabo muchos de sus competidores.

De esta manera, el cobro de comisiones a los clientes por tener una cuenta con su entidad se ha convertido en una nueva moda en el sector, que ante la escasa rentabilidad que le están dando los tipos de interés actuales, se ha visto forzado a cobrar por productos tradicionalmente gratuitos.

A pesar de esto, si comparamos el sector bancario español con sus homólogos europeos, España es el país de Europa en el que la banca ofrece más servicios gratuitos a sus clientes y el segundo que menos cobra en la prestación de servicios básicos transaccionales, con un precio un 58% menor que la media de países europeos, según un estudio realizado por la consultora Deloitte.

¿Es posible tener una cuenta sin que el banco me cobre por mantenerla?

Encontrar una cuenta sin comisiones se ha vuelto una tarea cada vez más difícil de conseguir, pero buscando en el sitio adecuado, podemos descubrir opciones interesantes.

La Cuenta Imagin de imagin: Lo bueno de esta cuenta es que tiene el coste cero de un producto 100% digital y las ventajas de la banca tradicional al permitir la retirada de efectivo en los más de 9.600 cajeros de CaixaBank en España. Al ser una cuenta enfocada a un público joven, sin necesidad de que tengan ingresos, ofrece todos sus servicios de manera 100% online sin comisiones de mantenimiento o administración. Tanto las tarjetas (débito, crédito y prepago) como los servicios a través de la aplicación tienen coste cero y no exige ningún requisito para su contratación. Además, permite la posibilidad de disfrutar de descuentos en algunos establecimientos y marcas, así como acceder a contenidos exclusivos de estilo de vida en torno a música, gaming, tendencias y sostenibilidad.

La Cuenta Nómina de ING: Es una de las tradicionalmente conocidas por no tener coste alguno a cambio de su mantenimiento, ni tampoco comisiones por apertura. Todos sus productos y servicios, incluidas las tarjetas, son gratis y es posible quedarse a descubierto durante un periodo de tiempo de dos días sin pagar nada. Su único requisito es tener domiciliada la nómina, pensión o unos ingresos mensuales de 700 euros.

Cuenta Corriente Open de Openbank: Al igual que las anteriores, la cuenta de Openbank no tiene comisiones de apertura, mantenimiento o cancelación, las transferencias dentro de la UE son gratuitas y la tarjeta de débito no tiene un coste añadido. Tiene el inconveniente de que apenas dispone de cajeros propios para retirar dinero y no tiene un gran número de otras redes de cajeros asociados. El único requisito para abrirla es ser mayor de edad.

La banca tradicional opta por las vinculaciones para rebajar comisiones

No todas las entidades se han subido al carro de las cuentas sin comisiones, de hecho, bancos que hasta la fecha no cobraban por este servicio han empezado a hacerlo ahora de forma gradual. Por el momento, los clientes menos vinculados serán los que empiecen a pagar a cambio de tener una cuenta en bancos como Santander, Sabadell o CaixaBank.

Cuenta One de Santander: Surge en sustitución de la antigua Cuenta 123 de la entidad que, desde hace un mes, pide domiciliar una nómina por valor de 600 euros o una pensión de al menos 300 euros al mes y tener tres recibos domiciliados o hacer uso de las tarjetas. Además, será necesario contratar un producto de ahorro (con un saldo mínimo de 5.000 euros), financiación o protección con una prima superior o igual a los 120 euros anuales.

En el caso de no cumplir estas condiciones habrá que pagar la comisión de 20 euros al mes por tener la Cuenta One de Santander.

Cuenta Expansión de Banco Sabadell: Para disfrutar de todos los productos y ventajas de la cuenta de Sabadell es necesario domiciliar una nómina o ingreso regular por un importe mínimo de 700 euros o una pensión. Tener un seguro, préstamo o disponer de 10.000 euros en fondos de inversión se suma a la anterior condición para poder disfrutar de la Cuenta Expansión sin comisiones.

En el caso de no cumplir los requisitos anteriores, el banco cobrará la comisión de 10 euros al mes por el mantenimiento de la cuenta. Por otro lado, si se tiene una edad entre 18 y 29 años, el mantenimiento será gratuito sin necesidad de asociar ingresos, siempre y cuando la cuenta tenga saldo positivo.

Cuenta Corriente Estrella de CaixaBank: La entidad fusionada hace poco con Bankia cobrará una cuota trimestral de 60 euros por el mantenimiento de su cuenta corriente. Ofrece la posibilidad de reducir este coste a cero en el caso de cumplir una serie de condiciones. La primera será tener mínimo unos ingresos mensuales de 600 euros asociados a la cuenta, una pensión de 300 euros o más de 20.000 euros en algún producto de inversión o ahorro. Además de esto, es necesario tener domiciliados al menos tres recibos o realizar tres compras al trimestre con tarjeta. Para los clientes que sólo cumplan el requisito de ingresos el pago trimestral se verá reducido hasta los 15 euros.

Las retiradas en efectivo, el talón de Aquiles de los neobancos

Los neobancos se han ido abriendo paso poco a poco con fluidez dentro de la banca. La comodidad y transparencia en sus servicios completamente digitales han obligado a renovarse a la parte más tradicional de este sector.

Uno de los puentes fuertes de esta parte digitalizada de la banca es que prácticamente ofrecen casi todos sus servicios de manera gratuita, pero tienen la desventaja de no contar con una red de cajeros propia, lo que acaba traduciéndose en comisiones en caso de necesitar efectivo.

Cuenta Estándar de N26: Este neobanco alemán fue uno de los primeros en empezar a operar en esta modalidad. Ofrece todos sus servicios de banca online sin comisiones de mantenimiento o de apertura, no pide ningún requisito de ingresos, pero tiene el inconveniente de que sólo permite sacar dinero de cajeros de forma gratuita tres veces al mes. Una vez sobrepasado este límite, el coste por cada nueva retirada será de dos euros.

En el caso de otras cuentas que ofrecen más posibilidades, N26 pide una permanencia de 12 meses y una tarifa mensual asociada que va desde los 9,90 euros hasta los 16,90.

Cuenta Estándar Revolut: Este otro neobanco también presta todos sus servicios online de manera gratuita, incluyendo la retirada de hasta 200 euros en efectivo, tarjeta de débito y una transferencia internacional gratis al mes. Para los que lo deseen, la cuenta estándar de Revolut también lleva vinculada una Cuenta Revolut Junior sin coste adicional.

Hay que pagar el envío de la tarjeta y a partir de la tercera retirada de efectivo al mes se empiezan a cobrar comisiones.

Al igual que N26 presenta otras posibilidades "premium" por un coste mensual en otras de sus cuentas.

Cuenta Estándar Bnext: Los únicos requisitos son ser mayor de edad y tener DNI. Todos sus servicios son gratis, pero sólo incluye una tarjeta de prepago sin coste. Por otro lado, el número de retiradas máximas de efectivo sin que se apliquen recargos es de tres al mes.

Su cuenta premium tiene hasta tres tarjetas vinculadas y permite añadir hasta cuatro de manera extra sólo por 4,50 euros.

El futuro de la banca pasa por la digitalización de casi todos sus servicios y por mantener la rentabilidad. Algo que cada vez está costando más a los grandes bancos que están sufriendo las consecuencias de la nueva competencia dentro del sector a la vez que la percepción de riesgo en la economía no deja de subir.

A pesar de todo esto, aún es posible esquivar algunas de las comisiones de los bancos comparando bien las ofertas. Es importante no fijarse sólo en las comisiones y prestar atención a los requisitos. Puede que la entidad nos esté ofreciendo un producto que aparentemente es "gratis" pero a cambio de tener una mayor vinculación con ella obligándonos a contratar otros productos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído