11 de abril de 2019
11.04.2019
Entierro de la Sardina

El Entierro de la Sardina ya tiene su Catafalco

La fábrica de Estrella de Levante acoge la presentación tanto del tradicional como del Infantil, y la carroza nueva del grupo Ceres

11.04.2019 | 13:28

«Las llamas se humanizan y llegan a ser personas», comentaba uno de los creadores del Catafalco de este año. Y es cierto: en la base, después de la cabeza de la Sardina y justo arriba de donde reposa un quinto de Estrella de Levante, el fuego, las llamaradas, parecen cobrar vida y tienen brazos y piernas. No son almas sufriendo en el Averno: son espíritus fusionados con la alegría que, en el Entierro de la Sardina, representa el fuego. No están padeciendo: están festejando, están rindiendo tributo a Momo, el dios de la burla.

La fábrica de Estrella de Levante, en Espinardo, era escenario este jueves de la presentación de por primera vez, dos Catafalcos de la Sardina: el de toda la vida y el infantil, novedad de este año.

Sobre una mesa, los clásicos balones (este año se reparten más de dos millones) y otros juguetes que se darán en el Entierro del 27 y días precedentes: llegada de la Sardina y Testamento. Pelotas, anillos, espadas de plástico, sacapuntas, gafas con emoticonos... cosas pequeñas que despiertan grandes ilusiones.

Al acto acudieron el presidente de la Agrupación Sardinera, José Antonio Sánchez; la consejera de Cultura, Miriam Guardiola; el edil de Cultura de Murcia, Jesús Pacheco Méndez, y la alcaldesa de Archena (municipio del que llega este año la Sardina), Patricia Fernández, además de numerosos miembros de los grupos sardineros, que no quisieron perderse un momento que ya es un clásico.

En el caso del Catafalco Infantil, lo ha creado Tomás Llorente, de Combustión Eco, y es cien por cien ecológico: basado en la paja de arroz y sin petróleos, explicó su impulsor. El Catafalco tiene nombre: se llama 'Marina, la eco-Sardina'. Mide casi tres metros. Va a arder en Teniente Flomesta el día 24, que es cuando los más pequeños de la casa estrenan Entierro, con Doña Sardinilla (Martina Ortiz) y Gran Chirrete (José Mª Vera) incluidos. Luego presentaron el Catafalco tradicional, que es de Zigurat, como viene siendo habitual. A los pies de la Sardina (que tiene la cola hacia arriba y llora) hay, además del botellín de cerveza, una lata de pimentón Albarracín, otra de las firmas que patrocina el gran festejo.

Desde Estrella de Levante, por otro lado, dijeron que este año han hecho bolsas más grandes (para que quepan más juguetes), a la par que más resistentes.

Asimismo, en el mismo acto, el grupo Ceres presentó la maqueta de su carroza nueva, hecha por Carrozas Muñoz a raíz de una idea de los 13 componentes de la formación. Obras de Bernini (El rapto de Proserpina, escultura que se encuentra en la Galería Borghese de Roma) y Pedro Pablo Rubens (Saturno, cuadro que cuelga de las paredes del Museo del Prado, en Madrid) inspiraron a los sardineros para crear la nueva estructura, de la que solo está, de momento, la maqueta: la carroza en sí la están terminando de pintar.

Estas obras son importantes para los fieles de Ceres porque en ellas aparecen parientes de la diosa: Proserpina (raptada por Plutón, se la llevó al Inframundo) era su hija adorada y Saturno su padre. El presidente del grupo, Juan de Dios Gómez, señaló que «hemos intentado recuperar lo que es el tema de la mitología y no salirnos del guion».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook