02 de septiembre de 2018
02.09.2018
Feria Gastrovin

Bodegas Carchelo: vinos modernos y naturales

La firma jumillana sigue un proceso de elaboración natural para sus vinos, cuidando cada detalle, desde el campo hasta el final del proceso

02.09.2018 | 04:00
Expositor de Bodegas Carchelo en Gastrovin
PROGRAMA DEL DOMINGO 2 DE SEPTIEMBRE
  • 21.30 horas: Degustación de Bodegas Grupo Ilvino.
  • 22 horas: Taller realizado por el Club del Gintonic.
  • 22.30 horas: Degustación del Club del Gintonic.
  • 22.45 horas: Sorteo de regalos y productos de la Feria. 
  • 23.30 horas: Degustación de Las Viandas.

Bodegas Carchelo sigue fiel a su cita con Gastrovin desde sus orígenes. Con este ya son 16 años los que la firma jumillana está presente en este escaparate de lo mejor de la gastronomía murciana. El director de Bodegas Carchelo, Lorenzo Abellán, señala que «desde que los organizadores nos explicaron el evento y lo que perseguían con él, consideramos que debíamos estar porque compartíamos la filosofía; dar a conocer y acercar a todos los murcianos los productos agroalimentarios regionales».

Carchelo solo elabora, en Jumilla, vinos tintos. Todos vinos modernos y trabajados para tener larga vida en botella. Su gama la conforman cinco vinos, todos ellos con paso por barrica de roble francés de la calidad más alta. Estos son:

Carchelo: vino fácil y agradable de beber, incluso para aquellas personas que no son bebedoras habituales de vino.

Altico: Crianza, un mono varietal de uva Syrah, que, por méritos propios, calificaciones, medallas, etc, comparte élite entre los vinos de esta variedad; hace ya siete años fue calificado por el sumiller del famoso Restaurante El Bulli, como uno de sus diez tragos preferidos (publicación del diario El País).

Vedré: Crianza, quizás el vino más tradicional que elaboramos; concebido en su día para un mercado determinado, el sueco, donde fue elegido como el mejor crianza de los Jumilla y ha sido el vino más vendido en Suecia de su categoría.

Carchelo Selecto: El emblema de la Bodega. Un año de crianza en barricas seleccionadas con diferentes tostados y un año en botella antes de salir de bodega.

Canalizo: Reserva, un vino serio, de carácter sobrio, elegante, fino en boca; sorprendentemente exquisito.
«Todos elaborados con enorme tranquilidad, absoluto silencio, sin prisas y elaborados con la única química del tiempo y cuidada crianza, hasta que alcanza su estado ideal», subraya Abellán.

En la campaña 2016 elaboraron su primer ´puro Monastrell´ que comercializarán como crianza bajo la marca Muri Veteres. «Hemos estado varios años preparando una parcela en concreto para hacer el mejor Monastrell que se haya podido hacer y estamos convencidos de haberlo conseguido; los murcianos serán quienes lo digan».

El director de Bodegas Carchelo señala que «para que nuestros amigos y amantes de nuestros vinos pudieran conocer hasta qué nivel de calidad somos capaces de llegar con nuestro saber hacer, elaboramos en 2009 un vino que todavía no hemos puesto en el mercado Extenso, un vino de coleccionista, auténticamente superior y vestido de elegancia.

El director se siente muy satisfecho «porque los amantes y consumidores de vinos están percibiendo precisamente lo que queremos y valorando las singulares características de nuestros vinos».

Carchelo es una Bodega familiar, innovadora en la DO Jumilla. Está ubicada en el paraje más singular y bonito de Jumilla, la umbría del Parque Natural de la Sierra del Carche. En breve celebrarán su treinta aniversario.

El secreto de su éxito en el competitivo mundo del vino «radica en que buscamos la excelencia en todo y en especial en nuestro campo y vinos; sin olvidar nuestra imagen que ha de ser fiel reflejo de cómo somos y qué hacemos».

Lorenzo Abellán explica que ser una empresa familiar y una bodega pequeña «nos permite hacer las cosas con mucho detalle. Cuidamos el campo como si fueran las plantas de casa y hacemos vino con la ilusión que se preparan los más íntimos momentos familiares. Queremos y tenemos en nuestra bodega la misma tranquilidad y confortable silencio que en casa. La misma alegría. El mismo cariño por todo cuanto nos rodea».

Sus vinos son totalmente naturales; no utilizan elementos químicos en el cultivo, aditivos ni elementos químicos en el proceso, «esto nos permite elaborar sin uso de levaduras; las fermentaciones se hacen a partir de la propia levadura autóctona que las uvas traen desde el campo».

Trabajamos con cuatro variedades, Monastrell, Syrah, Cabernet Sauvignon y tempranillo; «cada una de ellas tiene un elemento diferenciador que las hace singulares y lo aprovechamos para hacer coupages complejos que atesoren lo mejor de cada una».

Por lo que respecta a cómo se consigue elaborar vinos de una calidad tan grande el responsable señala que «cuando se tienen los medios técnicos, humanos y las materias primas de la mayor calidad posible y el objetivo en sí mismo no es ´ganar más´ sino disfrutar ´haciendo lo mejor´ la calidad está garantizada», concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook