laopinióndemurcia.es >Unitour >

Especialistas en preparar a los titulados universitarios que demandan las empresas

Empresa

Especialistas en preparar a los titulados universitarios que demandan las empresas

EDEM imparte los grados en Ingeniería y Gestión Empresarial, un modelo híbrido con referentes internacionales, y en ADE para Emprendedores, para los que quieren labrarse su propio futuro

21-10-2015TuentiMeneame
Alumnos del grado en Ingeniería y Gestión Empresarial, en clase
Alumnos del grado en Ingeniería y Gestión Empresarial, en clase

J. V. G. EDEM Escuela de Empresarios estrenó el mes pasado sus nuevas instalaciones en la Marina Real de Valencia coincidiendo con el inicio de curso de sus dos grados universitarios, el de Ingeniería y Gestión Empresarial, adscrito a la Universidad Politécnica de Valencia, y el de Emprendedores, adscrito a la Universidad de Valencia. El primero de ellos ha iniciado su primera promoción. Al igual que el resto de sus programas formativos, éste persigue cubrir las necesidades de las empresas. El objetivo es el de formar a ingenieros con conocimientos de empresa y capacidad de expresarse en inglés para poder desenvolverse en un mundo cada vez más globalizado, un perfil altamente demandado en el mercado de trabajo actual. «Es un programa mixto que quiere formar a ingenieros que gestionen proyectos orientados a la satisfacción del cliente aplicando los conceptos de la ingeniería desde una perspectiva global de empresa», afirma Lucía Egea, directora del Centro Universitario de EDEM.

Es la primera titulación en España en su ámbito que combina disciplinas de la rama de la ingeniería con otras de gestión y dirección empresarial. Para la confección del programa, EDEM se ha apoyado en referentes internacionales que están funcionando en otros países como los Bachelor of Science Degree in Management and Engineering del MIT y de Stanford. Conjuga a lo largo de sus cuatro años asignaturas diversas. El objetivo es que el alumno adquiera una sólida base en ciencias básicas con un entendimiento profundo de materias tecnológicas, así como de la empresa y su gestión.

Aprender a emprender
El grado en ADE para Emprendedores es un proyecto educativo diferenciado donde los estudiantes «aprenden a emprender» y que ya se ha consolidado en su tercer año como la opción de garantía para aquellos que quieran labrarse su propio futuro. La titulación busca formar personas capaces de adaptarse a un mundo global en constante cambio para que desarrollen proyectos empresariales viables y sostenibles o para que intraemprendan dentro de empresas. «Creemos que la sociedad necesita aventureros que ante la adversidad propongan proyectos diferentes para crear trabajo y generar crecimiento», asegura Egea.

El claustro de profesores está compuesto por empresarios, directivos, ingenieros, profesionales en activo y doctores. «Todos ellos comparten nuestra máxima de enfoque práctico, rigor y proximidad a la realidad empresarial. En nuestras aulas exponen su día a día las preocupaciones y problemas reales de las organizaciones que dirigen y en las que trabajan», indica la directora. Entre ellos, se hallan, por ejemplo, el presidente de Iberia Express, Fernando Candela, o el presidente de Mercadona, Juan Roig.

El 50% de las clases, en inglés
Los grados tienen unas características diferenciales poco comunes en el panorama universitario, ya que el 50% de las clases se imparten en inglés. «Nuestros grados, además, ponen en valor la importancia del inglés ofreciendo exposición internacional a través de prácticas en el extranjero y acuerdos de intercambio con universidades de todo el mundo», añade Egea.

Los dos grados también ofrecen prácticas en empresa durante dos meses todos los años. Este sistema permite al alumno familiarizarse con el ambiente profesional y conocer la empresa por dentro: saber lo que es trabajar, qué significa tener un jefe, aprender a gestionar proyectos y estar de cara al cliente.

Otra característica común es la apuesta por el desarrollo de habilidades directivas para un entorno global y altamente cambiante, como comunicación, negociación, inteligencia emocional, trabajo en equipo, creatividad y liderazgo; el foco en el cliente, en las personas, y en el desarrollo de proyectos sostenibles a largo plazo que generen riqueza y empleo. Por último, valores como la pasión, la perseverancia y el esfuerzo, el trabajo en equipo, la humildad o el optimismo marcan la diferencia en EDEM y son reforzados transversalmente a lo largo de los cuatro años que duran los grados con ponencias, asistencia a congresos y actividades de voluntariado. «Queremos formar a emprendedores y directivos globales y con sentido ético», señala la directora. Además, EDEM dispone de un sistema de becas y de financiación que permite que los interesados puedan cursar ambos grados sin que la falta de recursos económicos sea un obstáculo. El importe de la beca por alumno puede llegar a cubrir incluso la totalidad del coste de la matrícula.