Consejos para practicar ciclismo

BeContent

Siempre es buen momento para comenzar cualquier actividad física. Sin duda elevará nuestros niveles de serotonina, la fuerza física, la mental y contribuirá a que nuestra salud mejore de forma considerable. El ciclismo es además de una fuente de salud, una estupenda manera de salir con los amigos los fines de semana y pasar una agradable mañana.

por Atala Martín | BeContent

Tino Giménez, Parla (Madrid), ha cumplido cincuenta años en agosto y lleva desde los diecisiete en un club de ciclismo. No entiende la vida sin salir a la carretera cada fin de semana. Sin embargo, tampoco concibe que haya quien se lance a la práctica de este deporte que no está exento de cierto riesgo:

“Me he caído varias veces los últimos treinta y tantos años de práctica, pero lo más importante, como en la vida, es levantarse y seguir. Nunca he tenido una caída tan grave que implique tener que acudir a un médico, pero sí he tenido alguna distensión leve por no haber calentado previamente y sobre todo, por no haber estirado con posterioridad. El ciclismo de carretera implica horas sentado sobre el sillín, y al no cambiar la postura puede generar pequeñas heridas en el cuerpo y crear lesiones posturales por no saber cómo colocarlo en la bicicleta de manera correcta. Quizás haya que empezar por ahí: sabiendo que la colocación es básica.”

El ciclismo de carretera, como cualquier deporte, conlleva una técnica que va mucho más allá de subirse a una bicicleta y empezar a pedalear sin más. Para ello hay que tener en cuenta:

  1. la talla del usuario frente a la talla de la bicicleta

  2. que la pedalada fluya

  3. que no suponga ni quedarse corto ni pasarse para que las rodillas no sufran

  4. ajustar el manillar para que la postura de la espalda sea suave

  5. llevar ritmos acompañados en los que el cuerpo, las rodillas y los hombros sean una máquina bien engrasada y ningún elemento sobresalga

  6. llevar aprovisionamientos y beber agua durante el trayecto para evitar deshidrataciones…

Sin embargo, todas las recomendaciones para el uso y disfrute son pocas si no se apoyan en el conocimiento estricto de las medidas de seguridad de la DGT. Estas medidas son importantes para quienes practican ciclismo, pero sobre todo para los conductores de coches, que deben concienciarse de que las bicicletas tienen todo el derecho a circular por las vías habilitadas a tal fin y sobre todo, para evitar la siniestralidad que se produce en las carreteras españolas.

Fundación Mapfre recomienda, independientemente además usar siempre el casco, tanto en carretera como en ciudad.

Para el ciclista es muy importante hacerse ver. Para ello, se debe llevar ropa de colores fluorescentes y elementos reflectantes. En lo que respeta a la bicicleta, debe contar con una luz blanca delantera, una luz roja trasera y timbre. Una buena opción es añadir un retrovisor en el manillar para mejorar nuestra visión.

Por supuesto, siempre hay que señalizar todas las maniobras con antelación y circular por las rutas más seguras: vías ciclistas, vías verdes, calles calmadas, carreteras con buena visibilidad.

Recuerda que en carretera se puede circular en columna de a dos, excepto en zonas con poca visibilidad o cuando se formen aglomeraciones de tráfico, debiendo circular entonces en fila de a uno.

El uso de la bicicleta en nuestro país tiene un componente especialmente recreativo, según las encuestas del CIS en los hogares españoles hay más bicicletas que balones. Así mismo, la práctica del ciclismo recreativo se sitúa en tercera posición detrás de la natación y el fútbol en relación al número de practicantes de cada modalidad (Consejo Superior de Deportes).

En Fundación MAPFRE existe un programa para ciclistas (expertos y menos expertos) donde ponen a disposición del público una serie los materiales desarrollados para ayudar a disfrutar de la bicicleta sin poner en peligro la seguridad. Bajo el lema #EnMisPedales, podréis acceder a una serie de recomendaciones para que entre todos contribuyamos a conseguir el ‘Objetivo Cero’.

Y ¿qué pasa con el ciclismo urbano?

Para Luis Álvarez, consultor y técnico de movilidad sostenible,

“la gran diferencia entre el ciclismo urbano y el de carretera es que mientras que en carretera, el ciclista debe circular pegado a la derecha, en ciudad el ciclista debe ir por en centro del carril y ocupar su sitio como si fuera un coche más para evitar que otros vehículos aparcados abran una puerta y se produzcan accidentes.
Y, además, hay una diferencia entre la obligatoriedad de llevar casco: en carretera es obligatorio y sólo si eres menor de 16 años es obligatorio en las vías urbanas.”

Toda la normativa es de la DGT, pero lo cierto es que la bici es un modo blando de transporte, como lo son los patinetes, ir a pie, el transporte público o el car sharing.

Luis Álvarez, consultor y técnico de movilidad sostenible

“Debemos potenciar el uso de la bicicleta” apunta Luis, socio de Apertum - aplicación móvil que sube al transporte público a personas con movilidad reducida-, “porque vivimos en un mundo demasiado motorizado: pasamos del seno materno al seno del habitáculo automovilístico, con nuestra calefacción y nuestra radio, pero es un círculo que estamos comenzando a romper”

¿Cuánto sabes sobre seguridad ciclista en carretera?

compartir  
BeContent