Formación y educación

El Congreso pide más vigilancia ante los abusos en los contratos de becas

Multitud de empresas utilizan esta herramienta formativa para precarizar el empleo y abusar del trabajador

29-06-2016Meneame
Los contratos indefinidos a veces son sustituidos por contratos en prácticas o temporales que se van renovando
Los contratos indefinidos a veces son sustituidos por contratos en prácticas o temporales que se van renovando. GettyImages.

EP | MADRID La Comisión de Empleo del Congreso ha manifestado este miércoles su compromiso con la lucha contra las malas prácticas en los contratos de beca que se producen en algunas empresas españolas, tal y como solicitaba el PP, que ha cosechado el apoyo de Ciudadanos y de Democracia y Libertad (DL), frente al rechazo del PSOE y Podemos a su iniciativa.

El 'popular' Alfonso Candón ha defendido que el fraude laboral atenta contra la competitividad de las empresas y los derechos de los trabajadores, por lo que luchar contra este fenómeno ha sido prioritario para el Gobierno. No obstante, ha reconocido que los estudiantes universitarios y recién licenciados siguen siendo "más vulnerables" ante las malas prácticas de algunas empresas cuando realizan prácticas externas, pese a una regulación "clara y tajante".

"Entre todos debemos luchar por unas prácticas en empresas que cumplan estrictamente con la finalidad formativa para la que han sido creadas", ha reclamado, proponiendo así pedir al Gobierno que continúe combatiendo el fraude laboral y a la Seguridad Social "en toda su extensión" e "intensificar" los controles.

Falta de concreción

Por Ciudadanos, José Cano ha criticado al PP que "no reconozcan" las carencias de sus medidas que, sin embargo, sí admiten cuando señalan que existe un problema con las prácticas externas. Además, ha criticado la falta de concreción de la iniciativa, que no obstante apoyan porque "todo el trabajo para combatir las irregularidades en las prácticas académicas siempre será bienvenido".

Por su parte, el portavoz de Empleo de Democracia y Libertad (DL), Carles Campuzano, ha advertido de que una "buena herramienta" para facilitar la inserción de los jóvenes en el mercado laboral puede convertirse en "un instrumento de precarización y de abuso de las empresas", por lo que además de la iniciativa del PP sería necesario llevar a cabo "una actuación decidida de la Inspección y de las administraciones".

Negociar un nuevo estatuto de los trabajadores

La socialista Esther Peña ha defendido que para "acabar con los falsos becarios hay que negociar un nuevo Estatuto de los Trabajadores" y ha acusado al PP de presentar una iniciativa "poco seria". "Se están riendo de los becarios. Proponen que el Congreso manifieste una voluntad, ni siquiera mandatan al Gobierno. Si quieren que esto se solucione, presenten un proyecto de ley para combatir el fraude", ha recomendado.

La diputada de Podemos Isabel Franco ha acusado a los 'populares' de haber "fallado" a los jóvenes españoles, a los que "sólo han dejado la impotencia de estar en el paro o facturar sus maletas en el aeropuerto". "Lo único que nos habéis dejado es precariedad y desempleo", ha reprochado.

Por eso, considera "bochornosa" la propuesta del PP tras cuatro años aplicando políticas laborales "contra los trabajadores" con la única intención de "seguir produciendo beneficios en las empresas". "Los contratos en prácticas ya no son herramientas para formar a los jóvenes sino que se han convertido en herramientas para que sigan siendo mano de obra barata perfecta", ha zanjado, reclamando que se haga "mucho más" que hasta ahora.

Abusos en la contratación temporal

Por otra parte, la Comisión de Empleo ha rechazado otra iniciativa, en este caso de la formación morada, en la que se abogaba por incrementar los recursos de la Inspección para luchar contra los fraudes en la contratación temporal y por instar a la derogación de las reformas laborales de 2010 y 2012.

El diputado de Podemos Miguel Vila ha asegurado que, pese a que la normativa vigente regula normas para evitar el uso abusivo de los contratos temporales, en España se usan "de modo natural" en lugar de como algo "excepcional y con una causa objetiva debidamente fundamentada".

Y ha responsabilizado de esto a las reformas laborales de 2010 (PSOE) y 2012 (PP), que han conducido a la "precariedad más absoluta" y hacen "de la inestabilidad la norma general". Por eso, ha reclamado incrementar los recursos de la Inspección de Trabajo y derogar ambas normas, una petición que también se debatirá esta misma tarde en el Pleno de la Cámara Baja.

Imponer en lugar de ceder

Por su parte, la socialista Esther Peña ha cargado contra la normativa laboral del PP, cuya marca es "la precariedad, el subempleo, el trabajo a tiempo parcial no deseado, la temporalidad, los bajos salarios y la muerte de la negociación colectiva".

Además, ha afirmado que existe un "fraude masivo en la contratación temporal", con "miles" de puestos de trabajo indefinidos cubiertos con contratos temporales por culpa de la reforma laboral de 2012. "El PP debería quitarse la careta y luchar contra estos abusos", ha exigido, reclamando más recursos par la Inspección de Trabajo.

La diputada del PSOE también ha afeado a Podemos que trate de "imponer" en lugar de "ceder" en la negociación, lo que les ha abocado a abstenerse al no aceptarse ninguna de sus enmiendas ni tampoco la votación de la propuesta por párrafos.

Vacía de contenido

El 'popular' Gerardo Camps considera que la propuesta es "absolutamente redundante" y está "vacía de contenido por su generalidad", ya que la normativa en vigor "mantiene la necesidad de justificar la temporalidad de los contratos", que "no ha crecido en los últimos cuatro años, sino más bien lo contrario", pero que es un problema "casi estructural" en la economía española.

Por eso, ha defendido que las políticas del PP son "el mejor ejemplo de cómo se hacen las cosas bien en esta materia", apelando a los datos de creación de empleo, y ha afirmado que en los últimos cuatro años se han incrementado los efectivos de la Inspección hasta "cifras récord".

Antonio Rodríguez Vázquez, de Ciudadanos, ha rechazado la vinculación que Podemos hace entre las reformas laborales de 2010 y 2012 y el fraude laboral, recordando que derogar dichas normativas no permitiría recuperar derechos de los trabajadores. "Tampoco hace falta volver al sistema anterior, sino que hay que definir un nuevo marco de relaciones laborales para luchar contra la dualidad laboral, disminuir el paro de larga duración e impulsar políticas activas de empleo efectivas", ha planteado.

El portavoz laboral de Democracia y Libertad (DL), Carles Campuzano, ha reconocido que existen "abusos" en el uso de los contratos temporales pero ha dudado de que reforzar la causalidad o incrementar los costes de los despidos para evitar esta situación -las dos vías usadas hasta ahora- sean efectivas, por lo que ha abogado por buscar medidas alternativas, como el llamado 'fondo austriaco', en lugar de volver a la situación previa a 2010.