El Deporte en la Región de Murcia

Carreras de grandes distancias, la superación personal como objetivo

Teresa Nimes y Javier Salar compiten en ultra trails y acumulan miles de kilómetros en unas piernas curtidas a base de carreras

26-05-2014Meneame

PABLO NAZIM LÓPEZ ­
Hay deportes en los que se puede comprobar la verdadera naturaleza competitiva de los atletas, en los que estos pueden llevar al límite sus propias fuerzas, físicas y mentales. Las carreras de largas distancias, también conocidas como ultra trails, son sin duda un buen ejemplo de cómo los atletas buscan la constante superación en contacto continuo con la naturaleza.

Teresa Nimes y Javier Salar son dos de estos competidores amantes de las ultra trails. Entre los dos atesoran una buena cantidad de kilómetros en sus piernas y ambos cuentan con el patrocinio de The North Face, lo que les permite competir en un buen número de carreras al año.

Teresa Nimes empezó desde los once años a hacer atletismo, un deporte que estuvo practicando durante diez años hasta que en 2009 se preparó para el Ironman de Niza y se enamoró de las carreras de montaña. El caso de Javier Salar es el contrario, ya que desde joven era un apasionado de la montaña y la naturaleza y poco a poco fue compitiendo y haciendo buenos resultados. «En esto de las carreras por montaña hay dos tipos de atletas: los corredores que se convierten en montañeros y los montañeros que se convierte en corredores. Yo siempre me he considerado del segundo grupo», explica.

La naturaleza, por tanto, se convierte en una necesidad casi vital para estos atletas, acostumbrados a hacer entrenamientos cinco días a la semana en los que suelen acumular cientos de kilómetros y en los que se combinan salidas a la montaña con carreras en pista o bicicleta y entrenamientos en altura.

Una decisión nada difícil
Nimes explica que para ella no ha sido complicado decantarse por las ultra trails de montaña tras años dedicada al atletismo en pista. «De todas las especialidades que he practicado es la que más libre me hace sentirme. Después de muchos años luchando contra el reloj y las marcas, la montaña ha significado un reencuentro conmigo misma, con las emociones que despierta correr por parajes naturales, donde una actividad tan mecánica como es la carrera se llena de sentimientos», afirma.

Para Salar, que es biólogo de profesión, el contacto con el medio ambiente es una prioridad. «Tuve la suerte de desarrollar durante 10 años mi actividad laboral como educador ambiental, realizando mi trabajo en la Sierra de Crevillente y en la actualidad sigo unido a la naturaleza al ser ésta el marco de mi actividad física. Me gusta correr, pero mejor por el campo», señala.

Grandes campeones
Los resultados acompañan a estos dos grandes deportistas. Nimes explica que ha ganado distintas ultras como el GR-10, Chiva o el Ultra-Trail de les Fonts, así como los 100 kilómetros de Ziban (Argelia). Además, ha obtenido otros buenos resultados como la tercera plaza en Emmona, la sexta en Cavalls del Vent o la novena en la Transvulcania. «Pero tal vez la octava plaza en el campeonato de Europa en Italia el año pasado o mi cuarta posición en la copa del mundo del 2012 (Ultra Skymarathon world series) sean los más importantes», dice.

Por su parte, Salar consiguió en 2011 el primer puesto de la Copa de la Región de Murcia de Carreras por Montaña y el segundo puesto en el VII Campeonato Regional. Recientemente también ha conseguido ser segundo en la III Falco Trail.

Un futuro lleno de nuevos retos
La cabeza de estos dos deportistas no para de pensar en nuevos retos deportivos. Teresa Nimes ya se está preparando para participar en los próximos meses en la maratón de Emmona Pirineos, y Ultra Valladeneu y Ultrapirineu, aunque para ella el reto más importante es la TDS Mont Blanc. Javier Salar tampoco para ni un segundo. Después de unos meses parados debido a un esguince en el tobillo izquierdo, ya está inscrito para competir en la I Edición de los 80 km nocturnos de la Vía Verde Molina-Caravaca.