Gestión y mantenimiento de comunidades de propietarios
Morosos

Cuando el vecino no paga

La deuda vecinal en la Región de Murcia registró el año pasado el segundo incremento porcentual más alto del todo el país

30-11-2015TuentiMeneame

L. O. Las deudas de los vecinos no cesan en Murcia. La morosidad de las comunidades de propietarios de la Región no ha dejado de subir en los últimos tres años, acuciados por la crisis económica. El último balance reflejó un aumento de seis millones en la Comunidad durante el pasado año, cuando la deuda de los propietarios murcianos ascendió hasta los 76,02 millones de euros.

Con este incremento, Murcia se convierte en la octava comunidad con más morosidad de España, según el informe que hizo público el pasado mes de julio el Observatorio de las Comunidades de Propietarios. Murcia ha sido una de las zonas más afectadas por el incremento de la deuda, lo que implica que muchos inquilinos hayan encontrado complicaciones para poder hacer frente a sus pagos. Del mismo modo, los arrendadores también han sufrido dificultades para que sean costeados sus propiedades en alquiler.

Y es que se trata de un aumento porcentual de la deuda de un 8,6% con respecto al año anterior, lo que supone un incremento superior al de la media española, que fue de un 3,15%. Y sólo Castilla La Mancha, con un 8,82%, obtuvo una subida superior a Murcia en términos relativos. Pese a todo, el pasado año no fue el ejercicio con mayor aumento de la morosidad en Murcia. Y es que el año 2013 contabilizó una subida aún mayor en la Región, ya que los murcianos pasaron de deber 55 millones en 2012 a 70 millones en 2013.

Casi el 25% es deuda bancaria
No todo la deuda es entre vecinos, sino también con los bancos. El 24% de toda la morosidad murciana corresponde a deudas que fueron contraídas con bancos, con inmobiliarias, así como con entidades públicas de gestión. Se trata de una cifra de 18,24 millones de euros, según indicó el estudio del Observatorio. Y no es sólo de la Región, pues también ha afectado al resto del país, si bien en menor medida a tenor de los datos: 445 millones del total de deuda contraída de 1,854,71 millones pertenece a contratos bancarios.

El informe también señala que la imposibilidad para asumir derramas en 20014 es de un 53,30% en las comunidades vecinal de la Región. Se trata de otra de las consecuencias de la crisis, que ha dejado muchos hogares con problemas para cumplir con sus compromisos económicos.

Dos perfiles de morosos
El estudio manifiesta que hay otras clases de morosos aparte del bancario: un perfil de deudor denominado ´accidental´´ y el morosos conocido como ´intencional´ o ´profesional´. El perfil predominante es el «accidental»: toda persona que no paga sus cuotas por problemas económicos. Este perfil registra cifras históricas, ya que por primera vez superan el 50%, al colocarse en 51%.

En cambio, los deudores «intencionales» son aquellos que no pagan aun pudiendo hacerlo, que se sitúa en un 25% frente al 35% del año anterior. Por tanto, la morosidad está dividida en dos grupos: el 51% de los propietarios que no pagan porque no pueden o tienen una gran dificultad, y los que, representando a entidades financieras, sociedades inmobiliarias y morosos profesionales o intencionales no pagan disponiendo de recursos para ello. Así lo recoge el estudio del Observatorio.

El Observatorio apunta también la principal causa del aumento de la morosidad, así como ofrece una solución. ¿El responsable? «La crisis económica se refleja en las finanzas de las comunidades de propietarios y son los ciudadanos quienes más problemas tienen». ¿Una solución? «Se hace necesario un esquema de subvenciones públicas adecuado, créditos bancarios a bajo interés y una mayor colaboración entre propietarios y administraciones públicas».