Especial Baloncesto CB Murcia
laopinióndemurcia.es >CB Murcia>Noticias>

El Bilbao no da opción al UCAM

UCAM CB Murcia

El Bilbao no da opción al UCAM

El conjunto de Óscar Quintana pierde con rotundidad frente a un rival más rodado

17-09-2012TuentiMeneame
Andrés Miso, que anotó nueve puntos, intenta penetrar a canasta bajo la atenta mirada de tres jugadores del Bilbao.
Andrés Miso, que anotó nueve puntos, intenta penetrar a canasta bajo la atenta mirada de tres jugadores del Bilbao. . PRENSA CB MURCIA.

PRUDEN MALAGÓN El UCAM Murcia fue derrotado con claridad por un Bilbao Basket que dio la impresión de estar mucho más rodado que el conjunto de Óscar Quintana e impuso su veteranía y sus intenciones de llevar el encuentro a su terreno para dejar casi sin opciones a un equipo murciano que no encontró las respuestas para darle la vuelta al partido.

El principal problema del conjunto murciano a estas alturas parece estar radicado en la defensa. Demasiados desajustes entre los locales que resultaban en canastas fáciles para un equipo, el de Katsikaris, que no tuvo problema en encontrar las opciones necesarias para resultar efectivo en labores ofensivas.

Además, el tiempo del partido fue siempre para los bilbaínos, que con Raúl López y Vergins llevaron el timón y consiguieron siempre minimizar las intenciones de Franch y Ragland de dar más velocidad al juego.

En el lado positivo, se pudo a ver a un Marcus Lewis extremadamente batallador y efectivo cerca del aro. El mejor del partido para los murcianos con diferencia, aunque se contagió del poco tono defensivo general que mostró todo el equipo. Detalles de Gatens en el tiro, Ragland en el uno contra uno, Berni, Miso, Franch... La sensación es que este equipo puede dar guerra en la Liga Endesa a poco que pula detalles y convierta su juventud en efectividad en vez de en precipitación.

Para empezar, los locales salieron dormidos a la pista del Pabellón Príncipe Felipe de San Javier, ante un Bilbao mucho más entonado que enseguida encontró opciones fáciles en el juego interior para hacer daño y adelantarse en el marcador (0-7). Muy pronto a remolque, y lastrado por una defensa que otorgaba muchas concesiones, el equipo de Quintana sólo pudo reaccionar por medio de la casta de un Lewis muy peleón y efectivo.

Al tiempo que ajustaba su defensa, el UCAM iba reduciendo desventaja en el marcador, hasta el punto de llegar a ponerse por delante (10-9), pero la poca efectividad en el tiro contenía al UCAM y daba oportunidades a un Bilbao que controlaba el partido con solvencia al final del primer cuarto (17-24).

En el segundo, con Raúl López muy efectivo en el timón, el equipo de Bilbao consiguió administrar ventajas que llegaron a ser de hasta 10 puntos, con un ataque ordenado y regular que en muchas ocasiones aprovechaba los fallos propios de ajuste de la defensa murciana.
El ataque murciano se repartía con acciones de Andrés Miso, Juan Ignacio Jasen, Marcus Lewis o David Barlow, pero apenas conseguía reducir la desventaja y el regular caudal anotador de los de Fotis Katsikaris, que contaban con el acierto desde lejos de jugadores como Pilepic. Al descanso, el marcador mostraba una ventaja de siete puntos para los visitantes (36-43).

Bilbao se escapa en el marcador
El tercer cuarto no fue mucho mejor para los intereses de la escuadra pimentonera. El joven Sergio Sánchez se mostraba muy acertado en el tiro, y venía acompañado de la efectividad de Álex Mumbrú y la buena dirección de Vergins. Se fueron los vascos en el marcador al final del cuarto (56-65).

Por parte murciana, Lewis seguía a lo suyo, siendo el mejor del partido con diferencia, aunque encontraba poca ayuda ofensiva entre los interiores y el porcentaje de tiro exterior no terminaba de asentarse.

Una pequeña reacción encabezada por José Ángel Antelo puso al UCAM Murcia sobre la senda de la remontada (64-69), pero de nuevo entraron en escena los desajustes defensivos que derivaban en tiros cómodos para el Bilbao Basket, que con Vasileiadis y Mumbrú acertaba desde lejos y devolvía las cosas al principio.

El intercambio de golpes posterior llevó de nuevo a las ventajas de alrededor de siete puntos (69-77), con los de Katsikaris muy seguros de mantener el control del tiempo del encuentro y castigando cualquiera de los fallos que el conjunto de la capital del Segura cometía como consecuencia de su propia precipitación.

Hacia el final del choque, los jugadores dirigidos por Óscar Quintana bajaron los brazos y acabaron llevándose un castigo mayor (75-90).