09 de abril de 2018
09.04.2018
Especial Parkings

Derechos y obligaciones en una 'relación' cotidiana

Las responsabilidades de los titulares de los parkings y de los usuarios están recogidas en la ley reguladora del Contrato de Aparcamiento de Vehículos

09.04.2018 | 19:17
Derechos y obligaciones en una 'relación' cotidiana

­Estacionar el vehículo en un parking es una de las acciones que más veces se repite, independientemente de la época del año en la que nos encontremos. La frecuencia con la que se lleva a cabo esta actividad se incrementa en fechas tan señaladas para la ciudad de Murcia, que ya está inmersa en una nueva edición de las Fiestas de Primavera. Hablamos de gestos, como el de sacar un ticket y el de aparcar en un parking, que no dejan de ser cotidianos pero que sirven para establecer una especie de contrato, del que se extraen una serie de derechos y obligaciones para ambas partes. Todos ellos están recogidos en la ley reguladora del Contrato de Aparcamiento de Vehículos, que engloba a aquellos aparcamientos en los que, como actividad mercantil, se cede un espacio para el estacionamiento de vehículos a cambio de un precio anteriormente determinado, que varía en función del tiempo que el vehículo permanezca estacionado. En este tipo de parkings es obligatorio que el conductor del vehículo reciba un ticket, lo que le obliga a, antes de retirar el vehículo y abandonar el local, abonar el precio determinado por el aparcamiento según el tiempo estacionado. Fuera de esta ley estarían las zonas de estacionamiento en la vía pública o en locales accesorios de otras instalaciones o que sean gratuitos, como los aparcamientos de los centros comerciales.

El titular del aparcamiento tiene la obligación de facilitar al conductor un resguardo de aparcamiento y si éste le entrega las llaves debería hacer mención a ello. También tiene obligación de entregar el vehículo en las mismas condiciones físicas en que el conductor lo dejó, pero no tendrá responsabilidad sobre los accesorios extraíbles, como antenas, a no ser que el aparcamiento cuente con un servicio de vigilancia. Por otra parte, el encargado del aparcamiento deberá informar públicamente de los precios, horario y normas internas del parking, y está obligado a disponer de hojas de reclamaciones para ser entregadas al cliente cuando éste lo requiera. Únicamente podrá retirar un vehículo por su cuenta cuando lleve más de seis meses aparcado en las instalaciones.

Por su parte, el conductor tiene la obligación de abonar el precio que requiera el estacionamiento del vehículo, mostrando previamente su resguardo. En el caso de que pierda el ticket, deberá justificar que el vehículo es de su propiedad. Asimismo, asumirá los posibles daños que pueda causar a las instalaciones o al resto de usuarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook