08 de octubre de 2019
08.10.2019
Elecciones generales

¿Cómo se distribuyen los escaños en el Congreso y el Senado?

El Congreso representa al pueblo español de una manera conjunta y el Senado de una forma territorial

08.10.2019 | 12:54
A la izquierda, el Congreso de los Diputados y a la derecha, el Senado.

Los españoles tienen la posibilidad de votar en las elecciones generales del 10 de noviembre, una cita en la que se elegirá de nuevo a los representantes en el Congreso de los Diputados y el Senado. Pero, ¿cómo se distribuyen realmente los escaños en la cámara baja y en la cámara alta?

Los escaños en el Congreso


El Congreso de los Diputados en España, que cuenta con un total de 350 escaños de 52 circunscripciones, se forma a través de la elección de sus miembros mediante un sistema de representación proporcional con listas cerradas en cada circunscripción. Tal y como recoge la ley electoral española, las circunscripciones se corresponden a las cincuenta provincias españolas más las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

El sistema electoral del Congreso de los Diputados. Vídeo: Congreso de los Diputados/Youtube

Cada provincia tiene un mínimo de partida de dos escaños cada una. Ceuta y Melilla tienen uno cada una. Así, se asignan 102 escaños para el Congreso de los Diputados.

Sin embargo, aún quedan por rellenar 248 diputados más. Éstos se completan de forma proporcional a la población de derecho. Para este reparto se utiliza el sistema D'hondt en cada circunscripción por separado. Este método, creado por el jurista belga Victor d'Hondt en 1878, trata de asignar los escaños a las listas de manera proporcional al número de votos recibidos.

Así, se consigue que las provincias que cuentan con una mayor población logren más escaños. Por ejemplo, en las elecciones de 2016, Madrid contó con 36 diputados, Barcelona con 31, Valencia con 16 o Soria con 2.

Este sistema D'hondt, aunque es bastante proporcional, posee cierta tendencia de favorecer un poco más que otros métodos a los partidos más grandes. Sin embargo, las circunscripciones pequeñas, en las que el escaño cuesta menos votos y, la barrera electoral, que es la cantidad mínima para que una formación pueda actuar en las comisiones parlamentarias, tienen mayor influencia.

Los escaños en el Senado


El funcionamiento de la cámara alta es distinto. A pesar de que coincide con la cámara baja en que ambas "representan al pueblo español" tal y como señala la Constitución, el Senado lo representa de forma territorial y el Congreso de manera conjunta. Además, el número de senadores es significativamente menor que el de diputados. En las últimas elecciones generales de 2016 fueron 208.

A la hora de distribuir el Senado, cada provincia debe seleccionar cuatro senadores. En cambio, las islas grandes (Gran Canaria, Mallorca y Tenerife) eligen tres cada una de ellas y Menorca, Ibiza-Formentera, Fuerteventura, Gomera, Hierro, Lanzarote y La Palma uno. Además, Ceuta y Melilla eligen cada una de ellas dos senadores.

De esta manera, el sistema que impera en el senado trata de lograr una representación territorial equilibrada, con independencia de la densidad de población.

Además de estos senadores electos por circunscripciones, existe un segundo tipo se senadores que son los elegidos por las Comunidades Autónomas. Estos son designados por los 17 parlamentos autonómicos a razón de uno por autonomía más uno más por cada millón de habitantes de dicha Comunidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook