23 de mayo de 2019
23.05.2019
Campaña

26M: En elecciones, todos verdes

Todos los partidos recogen en sus programas medidas para preservar los espacios naturales y afrontan la conservación de los bosques como una forma de crear empleo

23.05.2019 | 08:12
26M: En elecciones, todos verdes

Las elecciones autonómicas en la Región de Murcia han vuelto ecologistas a todos los partidos. La protección del medio ambiente aparece como una prioridad en los programas de todas las formaciones que aspiran a conseguir representación en la Asamblea Regional el domingo. Además de las recetas para resolver los problemas del Mar Menor, las organizaciones políticas ofrecen soluciones que las administraciones públicas han estado racaneando durante años a problemas como el encaje del autoconsumo y abordan en profundidad situaciones que hasta ahora habían pasado prácticamente desapercibidas en la agenda política, como la despoblación de las zonas rurales. La mayoría de los partidos han elaborado extensos programas electorales, en los que recogen muchas de las actuaciones ya en marcha, junto a propuestas inéditas, algunas de ellas de difícil ejecución. La preservación de los bosques y de los espacios naturales es presentada como un abanico de actividades capaces de generar empleo.

Entre las propuestas más llamativas figura la disposición del PP a comprar terrenos ocupados por espacios naturales «de alto valor ecológico» para preservar el Mar Menor. En su plan de recuperación de la laguna incluye la compra de la Marina del Carmolí, Playa de la Hita, El Mingote, Salinas de Marchamalo y salinas del Rasall, en Calblanque, además de solares no urbanizados de La Manga.

La propuesta popular incluye, además, la demolición en zonas en las que «las presiones urbanísticas pudieran tener un fuerte impacto medioambiental», aunque no precisa quién pagaría estas adquisiciones de terrenos, en una región que alcanza ya una deuda de casi 9.500 millones.

El PSOE se compromete si gana las elecciones autonómicas en la Región de Murcia a aprobar una Ley para la Gobernanza y Gestión del Mar Menor, que parta de «la premisa del vertido cero» y regule «los usos y actividades pesqueras, agrícolas, urbanísticas, turísticas y náuticas». Además de contar con las propuestas del comité científico que participa en la dirección del saneamiento de la laguna y de recoger muchas de las actuaciones que están proyecto, plantea la creación de la figura del Defensor del Mar Menor.

Podemos acusa al Gobierno regional de «dejadez en la tutela político-administrativa (que no a nivel técnico)» en la protección del medio natural y percibe «un desarrollismo insostenible», con actuaciones como Puerto Mayor y, además de una ley que establezca el plan integral del Mar Menor, propone regular las reservas marinas del litoral regional.

Cambiar la Región de Murcia (IU) también contempla, si los resultados de las elecciones le son favorables, la demolición de las construcciones en las zonas «con más potencialidad para la recuperación de arenales». Añade a estas medidas una moratoria en la construcción de nuevos puertos en el Mar Menor y la demolición de Puerto Mayor.

Somos Región considera necesario que el Gobierno central dote al plan de recuperación del Mar Menor de fondos suficientes en los Presupuestos Generales del Estado, tal y como hizo con «el Plan Galicia, tras el desastre del Prestige».

Vox incluye la protección de la caza y la pesca en el capítulo medioambiental.

A la hora de ofrecer soluciones al cambio climático y de dibujar un nuevo modelo energético más respetuoso con el medio ambiente, Cambiar la Región propone un «plan de soberanía energética para garantizar la autosuficiencia a partir de recursos endógenos y especialmente a partir de fuentes de energías renovables (solar térmica y fotovoltaica, eólica, biomasa) en el horizonte de 2020 como medida para reducir los niveles de emisión de Co2».

Ciudadanos también incluye el fomento de «las energías renovables, el autoconsumo y la economía circular para hacer frente al cambio climático. Aprobaremos una Ley Regional de Economía Circular. Desarrollaremos un programa de movilidad sostenible que establezca objetivos medibles de reducción de CO2 y mejoras en la calidad del aire. Incentivaremos la producción de energías renovables para autoconsumo y diseñaremos un esquema favorable para la generación distribuida».

Somos Región aboga por facilitar la introducción de los vehículos eléctricos mediante la instalación de sistemas de recarga en los edificios. También se apunta al fomento de la energía fotovoltaica para hacer más competitiva la factura eléctrica en las empresas y favorecer el autoconsumo.

El mundo rural ya no es percibido exclusivamente como un entorno dedicado a la agricultura en el que únicamente cuenta la falta de agua, sino que la despoblación aparece como una de las mayores lacras a las que hay que poner coto.

Aunque la Región sigue siendo una de las pocas comunidades autónomas que mantiene la población, los partidos muestran una gran preocupación por los efectos que está teniendo el éxodo a las grandes ciudades.

Podemos señala a la «imparable industrialización de las actividades agropecuarias en un contexto de globalización económica que elimina a las pequeñas y medianas explotaciones agrícolas y ganaderas del juego de los mercados internacionales». Propone varias medidas para facilitar la repoblación de las zonas rurales, con incentivos a las familias y medidas que acaben con «los abusos laborales en el campo» y pongan coto a «la externacionalización de la mano de obra a través de las ETT».

La formación morada considera que es «un auténtico desastre» mantener «un modelo territorial que condena al abandono al 40% o 50% del territorio».

También el PSOE plantea una Estrategia Regional para «proteger, conservar y mejorar la vida en los núcleos rurales. En colaboración con los ayuntamientos dotaremos a los municipios de menos de 5.000 habitantes de servicios educativos, sanitarios y sociales que sean necesarios y de sistemas de transporte mancomunado», apunta.

Ciudadanos también ve posible «transformar el medio rural de nuestra comunidad en motor de desarrollo, oportunidades y creación de empleo. Facilitaremos el conocimiento y la aplicación de las últimas tecnologías a la agricultura, ganadería y pesca de nuestra comunidad. Lucharemos contra la despoblación en el medio rural mediante incentivos a las empresas y a los autónomos, favoreciendo el relevo generacional y la mejora de las comunicaciones. Avanzaremos en simplificación administrativa en materia de ayudas al medio rural».

Cambiar la Región de Murcia incluye, además, la necesidad de atraer a las familias a las poblaciones rurales que están siendo abandonadas facilitando la implantación de trabajadores inmigrantes.

Somos Región también abordan el despoblamiento desde la perspectiva del relevo generacional y la preservación de los montes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Elecciones en Murcia

Domingo 26 de Mayo de 2019

Murcia, España