22 de mayo de 2019
22.05.2019
Entrevista
Candidato de Podemos-Equo a la presidencia del Gobierno de la Región

Óscar Urralburu: "Amancio Ortega tiene el privilegio de decidir en qué invierte lo que debería estar pagando como impuestos"

Aspira a entrar en el Gobierno de Diego Conesa para tener un papel "vigilante" y presionar para que se hagan políticas progresistas: "Los socialistas son capaces de lo mejor y de lo peor"

22.05.2019 | 04:00
Óscar Urralburu: "Amancio Ortega tiene el privilegio de decidir en qué invierte lo que debería estar pagando como impuestos"

Óscar Urralburu va a echar de menos a los portavoces del resto de grupos parlamentarios de la Asamblea que ya no estarán en la próxima legislatura, pero es que él es el único que va a repetir: «Nos hemos ganado un respeto después de tantos años». Se avecina un nuevo ciclo con un partido político con el que se esperan aún más enfrentamientos que con el Partido Popular y Ciudadanos, Vox. Pero no pierde la esperanza: «La rigidez que tienen ahora a la hora de comprender los retos sociales se van a flexibilizar cuando entren en contacto con los problemas que tiene la Región de Murcia». Eso ya lo veremos.

Las encuestas les dan menos diputados de los que tienen ahora. ¿Cree que han podido influir las crisis que se han vivido en Podemos en los últimos meses?
Podemos ha gestionado de una manera bastante precaria sus diferencias internas. Hay otros partidos que son más verticales y se exponen menos diferencias. Tendríamos que haber sido más respetuosos con nuestro electorado y haber sido más cuidadosos. Debimos haber resuelto nuestras diferencias internas y después haber expuesto los resultados.

Estos problemas han podido tener su incidencia en las encuestas, pero en el caso concreto del 28A ha habido una tensión de voto útil para frenar el avance de la extrema derecha, que yo creo que es un gran fantasma. Se ha demostrado que los españoles no queremos a la ultraderecha. Hemos obtenido menos resultado que el 26J pero también es verdad que las encuestas siempre nos dan menos de lo que al final obtenemos. Yo creo que vamos a mantener el grupo parlamentario tal y como lo tenemos.

Siempre se le ha etiquetado de errejonista y cada vez quedan menos en Podemos. ¿Le preocupa?
Si el calificativo de errejonista tiene que ver con una forma de dialogar en política, que se me etiquete como se quiera. A mí me han elegido los inscritos y las inscritas de Podemos de una manera absolutamente democrática y tenemos un proyecto definido muy concreto. Al final, lo que eres en política es lo que construyes colectivamente. No es tanto lo que yo soy sino lo que hemos construido dentro de un grupo muy importante de personas.

¿Existe la posibilidad de que haya una escisión en Podemos Región de Murcia después de las elecciones?
Yo tengo un proyecto político claro vinculado a Podemos. No tengo ningún otro proyecto político.

¿Siente el apoyo de Pablo Iglesias? No ha venido esta campaña y tampoco la anterior. Da la imagen de que dan por perdida la Región.
No creo que sea así. Al margen de los intereses del equipo de campaña que establece sus objetivos, se han dado dos circunstancias. Por un lado, Pablo Iglesias e Irene Montero no tienen tanta disponibilidad como en otras ocasiones por el embarazo y, además, tienen dos mellizos que atender. Por otro lado, se ha producido la constitución de la Cámara esta semana por lo que tienen que estar en Madrid estos días.

Desde su partido se han criticado duramente las donaciones a la Sanidad de Amancio Ortega. Enfermos de cáncer murcianos se han visto beneficiados por estas donaciones. ¿Usted cree que el SMS debería haber rechazado estas ayudas?
Yo creo que el sistema impositivo de este país tiene que ser más progresivo y más justo. No es malo que se dé una limosna, pero no es el procedimiento de distribución de la riqueza que se tiene que fijar en un país democrático. En otros páises como Alemania, Dinamarca, Francia u Holanda se garantiza que personas como Amancio Ortega, en lugar que tener que regalar máquinas para el cáncer, pagan lo que les corresponde y es el Estado el que, de una manera democrática, elige cuáles son las prioridades de inversión. En una democracia, pagas en función de lo que ganas, pero nada te da la potestad de elegir en qué quieres pagar. ¿Por qué Amancio Ortega, por tener más dinero, va a tener el privilegio de decidir en qué quiere invertir lo que debería estar pagando como impuestos? No pedimos que Amancio Ortega no regale cosas, sino que reivindicamos un sistema fiscal más justo.

Javier Sánchez Serna le afeó la falta de entendimiento con IU y dejó caer que, el que no se sienta a gusto en Podemos, que se vaya a otro partido.
Imagino que no se refería a mí. La decisión sobre la oferta de IU la tomó el Consejo Ciudadano Autonómico y el Consejo de Coordinación Territorial. Fue compartida, además, por todos los secretarios generales y portavoces de círculos de toda la Región. Fue un proceso largo de negociación y hubo muchas aportaciones, pero IU decidió legítimamente que no. A mí me parecía una lista sobradamente generosa, sobre todo si la comparamos con la que se hizo para la lista al Congreso de los Diputados, la lista a las Europeas o lo que se ha dado en otras comunidades autónomas donde sí ha habido acuerdo.

¿Por qué votar por usted y no por Diego Conesa o José Luis Álvarez-Castellanos?
Al Partido Socialista lo conocemos, ha hecho grandes cosas para España, pero hemos visto también que es el partido del 135, es decir, del recorte constitucional más grave que ha vivido este país, priorizó unos recortes que se centraron en los más vulnerables, se ha escorado hacia la derecha vinculándose con grandes entidades financieras y corporaciones energéticas, y, por tanto, del PSOE podemos esperar lo mejor y lo peor. En los presupuestos de Pedro Sánchez se vio reflejada la subida del salario mínimo interprofesional hasta los 900 euros pero eso fue gracias a la presión de Podemos. Tiene que ser una fuerza como la nuestra la que presione para que se hagan políticas de verdad progresistas.

Con toda la legitimidad y honestidad, hay otras fuerzas políticas como Cambiar la Región, pero también otras regionalistas, municipalistas o animalistas, que tienen como obtetivo principal, que compartimos, echar al PP del Gobierno, pero que no van a llegar al 3% necesario para entrar ne la Asamblea. El voto más útil que puede forzar al PSOE a que no se incline hacia Ciudadanos es el de Podemos.

Habla del Partido Socialista como si no se fiaran de ellos.
Hay que estar muy vigilantes con el Partido Socialista porque hay muchos PSOE. Tienen un alma neoliberal y eso hay que verlo, por ejemplo, con el Impuesto de Sucesiones, que hacen una cosa u otra dependiendo de la Comunidad. Cuanto más fuerte sea Podemos, obtendremos un Partido Socialista más progresista.

¿Qué medidas progresistas necesita esta región?
El crecimiento económico de esta Comunidad se ha apoyado en tres pilares muy claros. Primero, en los bajos salarios, stamos la tercera por la cola y no se está aplicando el salario mínimo. El Gobierno regional debe mejorar el diálogo entre la patronal y los sindicatos y garantizar que se producen renovaciones de los convenios colectivos que están atascados, como el de hostelería. Tenemos que derogar las reformas laborales y que no se puedan descolgar algunos territorios por salarios de miseria.

Otra de las piezas clave por las que ha habido un crecimiento profundamente injusto ha sido el medio ambiente. Hay una máxima europea que dice que el que contamina, paga. Esto nunca ocurre en la Región de Murcia. En la Sierra Minera, por ejemplo, hemos visto cómo algunas empresas han ganado muchísimo dinero, que está fuera de la Región, y aquí nos han dejado el plomo, el zinc, el cadmio, el mercurio y el arsénico. Hay que proteger el medio ambiente

Y la tercera pata es la deuda pública de diez mil millones de euros que no hacen sino empaquetar a las generaciones futuras una incapacidad en la gestión del presente. El PP y Cs arrastran un mantra de bajar impuestos a los que más tienen, ganando presente en términos electorales, pero dilapidando las opciones de futuro para las generaciones más jóvenes. Hay que darle una vuelta completa a nuestra política fiscal.

En los debates ha criticado mucho a Isabel Franco, de Ciudadanos. ¿Entraría en un Gobierno con PSOE y Cs si fuera necesario?
La he criticado porque muchas veces no estaba el candidato del Partido Popular, del que Ciudadanos es su colaborador necesario.

Nosotros estamos convencidos en que todo cambio tiene que ser de progreso y veremos el próximo domingo que va a ser posible un acuerdo en tre el PSOE y Podemos.

Según las encuestas, parece difícil que PSOE, Podemos-Equo y Cambiar la Región puedan formar solos un Gobierno. ¿Está haciendo algo mal la izquierda?
La autocrítica es fundamental. Hemos avanzado mucho en la recuperación del pulso del electorado progresista desde las elecciones de 2015 pero tenemos que consolidarlo y avanzar. El CIS sí abre la posibilidad a que se dé ese cambio político en la Región y nosotros somos optimistas.

Los regantes no le miran con buenos ojos y es un nicho de votos importante. Nunca se ha sentido cómo con el discurso tradicional del agua.
Yo creo que los regantes a quienes miran peor es al Partido Popular. El propio presidente del Círculo del Agua dijo que el 'Agua para todos' fue la mayor estafa electoral de la historia de la democracia de este país. El PP creó un eslogan sobre el que ha constituido toda su política del agua en la última década y media pero no ha traído ni una gota de agua diferente a la que estaba recogida en el Trasvase Tajo-Segura y en el memorándum. Es un fracaso rotundo de la política hídrica del Partido Popular.

Apuestan por las desaladoras.
Hacemos una lectura pragmática de lo que está pasando. Voy a contar una anécdota: negociando con el exconsejero de Agricultura, el señor Jódar, el pacto del agua, cuando le explicamos cómo, según los expertos, el cambio climático va a reducir el caudal disponible en el conjunto de las cuencas de la Península Ibérica en torno a un 20/40% en veinte años, Jódar giró la cabeza a Paco Cabezas y preguntó: 'Pero esto del cambio climático es que es cierto?'. Hay un problema estructural y profundamente ideológico cuando tenemos dirigentes como en Vox o en el propio Gobierno regional que niegan el calentamiento global. Nosotros somos conscientes de que hay que mantener el Trasvase Tajo-Segura si viene agua, pero si no viene, y sabemos que Europa no valida más trasvases, tenemos que buscar una mayor productividad en la desalación para hacerla más sostenible y más económica. Nosotros nos comprometemos el primer año en el Gobierno a invertir treinta millones de euros para comenzar a conectar las desaladoras de la Región de Murcia con energía fotovoltaica y empezar a producir más agua.
¿Ha volado ya desde el aeropuerto de Corvera?
La verdad es que no.

Es una infraestructura que nunca les gustó pero que entiendo que no van a cerrar.
Evidentemente no. En campaña electoral hacemos una valoración crítica de la gestión del Gobierno. El aeropuerto de Corvera es el ejemplo más paradigmático de los errores cometidos por el Ejecutivo. Hay una voluntad por parte del Gobierno regional de montar un macroaeropuerto sin que el de San Javier todavía tuviera el numero de pasajeros necesario para poder decir que era eficaz y recomendable construir otro nuevo. Tenemos tres grandes infraestructuras infrautilizadas que supusieron un altísimo coste: el AVE, la autopista Cartagena-Vera y el aeropuerto de Corvera –aunque también podríamos hablar de auditorios y museos que se han quedado sin terminar–. Son negocios ruinosos.

Ahora bien, a futuro, el reto es hacer el aeródromo productivo. Tiene capacidad de cinco millones de viajeros y este año va a rondar el millón. Hay que hacerlo más competitivo y colocar productos turísticos que sean de interés para los viajeros nacionales e internacionales. Para eso, el Instituto de Turismo tiene que salir a vender la cultura, el patrimonio, el paisaje y el turismo deportivo de la Región de Murcia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Elecciones en Murcia

Domingo 26 de Mayo de 2019

Murcia, España