08 de mayo de 2019
08.05.2019
La Opinión de Murcia
Campaña

Dosis de talante

Zapatero arenga a los socialistas y arropa a Marcos Ros como eurocandidato

08.05.2019 | 04:00
Dosis de talante

Serrano plantea un parque empresarial en Barriomar

El candidato socialista a la Alcaldía de Murcia, José Antonio Serrano, presentó ayer el proyecto Nature Barriomar Parque Empresarial Sostenible con el fin de sentar las bases de un nuevo motor económico para el municipio y la Región. Acompañado de Diego Conesa, manifestó que el proyecto contempla la creación de un centro de negocios tecnológico para el desarrollo sostenible y las energías limpias, donde tengan cabida las empresas relacionadas con la investigación o la economía circular, además de las energías renovales. Se ha elegido Barriomar para esta iniciativa porque es en esta zona del sur del municipio donde existen los terrenos, calificados en el Plan General como 'parque metropolitano equipado'. 

El socialismo murciano vive su momento más ilusionante en años, con el regusto de la victoria del 28A y con el optimismo con el que afronta la campaña del 26M, que puede significar su salto a San Esteban después de 24 años en la oposición contemplando gobiernos populares. A este estado de entusiasmo añadieron ayer la dosis del 'talante': el chute anímico que este martes insufló en Murcia José Luis Rodríguez Zapatero, tan querido por los socialistas murcianos como defenestrado por el PP, que incluso llegó a convocar una rueda de prensa para criticarlo.

El expresidente del Gobierno no pisaba tierras murcianas desde hace dos años, cuando, en plena campaña de las primarias, vino a Lorca para apoyar la candidatura de Susana Díaz. Ayer, Zapatero se embarcaba en la carrera electoral del PSOE regional al participar en tres actos: por la mañana se desplazó a Molina de Segura, donde visitó el centro de la asociación Afesmo, dedicada a las personas con enfermedades mentales; después, al mediodía, se dirigió a la capital para arropar a Marcos Ros en su puesta de largo como candidato –figura en el puesto 23– en las elecciones europeas; y culminó su viaje por la Región interviniendo en la presentación del libro De la República al franquismo –obra de Antonio López Martínez– en la Facultad de Derecho de la UMU.

Más de un centenar de socialistas, entre simpatizantes y dirigentes, con Diego Conesa a la cabeza, recibieron en el edificio Marla Center a Rodríguez Zapatero, aclamado a su llegada. Entre los presentes, se situaban el alcaldable por Murcia, José Antonio Serrano, los candidatos regionales Gloria Alarcón y Francisco Lucas y los senadores electos Joaquín López y Susana Hernández, además de Rosa Peñalver, María González y Rafael González Tovar. Esther Nevado, número seis de la lista de Murcia, ofició como maestra de ceremonia y agradecía a Zapatero que «animara a muchos a jóvenes a movilizarse por la política» y su aprobación de la ley del matrimonio entre personas del mismo sexo. El expresidente devolvió el agradecimiento señalándole que es la ley que más satisfacción le ha dado.

Marcos Ros abrió el acto. El exedil murciano, que recordó que en un día de mayo de hace 16 años dio su primer mitin acompañado por el fallecido Manuel Marín, pidió el voto para los comicios europeos: «Somos el único partido de la Región que puede tener un eurodiputado murciano en Bruselas; a quien nos diga que piensa en otra opción, le decimos: su voto va a la basura».

Diego Conesa, en su turno, reivindicó su gestión al frente de la Delegación del Gobierno –«cerramos etapas con el aeropuerto, Camarillas y el soterramiento»–, defendió que a la Región con el PSOE «nunca le va a faltar a agua» –el tema del agua levantó aplausos– y sacó a relucir el famoso 'talante' de ZP: «Lo machacaron durante ocho años y él siguió con su talante; ha demostrado ser uno de los grandes patriotas de este país».

Zapatero pronunció un discurso en el que nombró mucho a Europa y se refirió a la situación política de España. Fue también un Zapatero socarrón, que bromeó sobre sus adversarios políticos, derrotados en las urnas, arrancando las risas del público. «Creí que habían pasado el límite de los insultos cuando me los dedicaban a mí; pero después vi los insultos que le dedicaban a Pedro Sánchez. Nunca tienen bastante», declaró al tiempo que reclamaba al centro derecha un giro a la moderación : «No sé si hoy el PP ha virado al centro o a la derecha; aún no he visto las noticias; y veo a Albert Rivera un poco radical. Sería un gran primer paso que acabaran con las descalificaciones». ZP, que también aludió al feminismo y cargó contra EE UU y Trump, también arengó al socialismo murciano –«la Región necesita un salto adelante que sólo puede ser con el PSOE»– para hacerse con una comunidad en la que, como recordaba ante la prensa, «celebrábamos los mejores mítines, pero los resultados se quedaban lejos de lo que esperábamos»: «Ahora sí, el PSOE va a ganar en Murcia».

Antes de su intervención, Zapatero, preguntado por los periodistas, opinó sobre uno de los asuntos que más agitaron la actualidad de la Región en su momento: la derogación del Trasvase del Ebro, en 2004. «También han gobernado otros. Lo que yo nunca hice fue mentir a los ciudadanos. Otros lo prometieron y no lo hicieron. Esa es la diferencia», respondió, indicando que el Trasvase era «una alternativa medioambiental muy complicada». Y añadió: «Los responsables son quienes convirtieron aquello en una utopía destructiva».

Críticas del PP y Cs

Horas antes, el popular Víctor Martínez arremetía contra ZP. Su visita, recriminó, «es una afrenta y un insulto; es una pesadilla para todos los murcianos», ya que, agregó, «es el líder que más castigó a la Región mientras fue presidente del Gobierno». Ciudadanos también se sumó a los reproches: «Perjudicó a todos los murcianos. Su visita es una falta de imaginación del PSOE, una falta de respeto y una provocación de mal gusto, porque es el símbolo del lastre», criticó Isabel Franco, la cabeza de lista naranja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Elecciones en Murcia

Domingo 26 de Mayo de 2019

Murcia, España