05 de mayo de 2019
05.05.2019
PP

La candidata experta en alumnos superdotados

Cristina Sánchez, número dos del PP a la Asamblea Regional, quería ser maestra de Música, pero no paró hasta ser psicopedagoga

05.05.2019 | 04:00
La candidata experta en alumnos superdotados

El Partido Popular ha incluido como número dos en la candidatura a las elecciones autonómicas del próximo 26 de mayo a una profesora de la Universidad de Murcia capaz de revolucionar al nuevo grupo parlamentario. Cristina Sánchez López (Espinardo, 1976), experta en alumnos con altas capacidades y educación emocional, aterriza en la política como independiente, después de haber desarrollado una intensa labor como docente y como investigadora. Llegó a la enseñanza dispuesta a ser maestra de Música en primaria y aprendió a tocar la guitarra y la flauta dulce, pero después siguió estudiando Pedagogía y Psicopedagogía y en los últimos cuatro años ha formado parte de los equipos rectorales de José Orihuela y de José Luján, primero como coordinadora de Estudiantes y luego de Comunicación, hasta que hace un año se convirtió en vicerrectora de Estudiantes.

A sus 42 años ha pasado por todos los estamentos de la enseñanza, disfrutando siempre de lo que hacía -porque «a quien no le gusta oler a mocos ni le gustan los niños, mejor que lo deje»-, hasta embarcarse en una investigación sobre 'La identificación de los alumnos con altas capacidades», gracias a una beca de la Fundación Séneca» y a la iniciativa de una profesora que la animó a seguir este camino bastante desconocido hasta entonces.

Otra beca le permitió marcharse a Londres para estudiar en la Academia dedicada al estudio de los escolares superdotados sin saber inglés. Ella misma reconoce que es «una cabezota», así que el idioma no fue un impedimento, porque se fue un par de meses antes para ir aprendiéndolo.
Mientras tanto, su madre le peguntaban cuándo iba a «ser funcionaria», porque la veía estudiar sin parar y había tenido que dejar su puesto en la lista de interinos, aunque insistió a todo el mundo y presentó escritos en todas pasrtes para hacer ver a las autoridades educativas que era un contrasentido sacarla precisamente porque iba a dedicarse a la investigación.

Después de haber lidiado con alumnos de Primaria, de Secundaria en el instituto Sanje de Alcantarilla, con los profesores que se preparan en el centro de formación que ha sustituido al antiguo CAP y con los estudiantes de la Universidad de Murcia, Cristina López llega a la política dispuesta a aplicar todo lo que ha aprendido hasta ahora.

Contempla su nueva etapa como un pasó más en su vida que no había previsto, de igual forma que ha venido haciendo desde que dejó la flauta dulce para estudiar Pedagogía cuando la carrera de Magisterio de Música se le quedó «corta».

Cuenta que tuvo que realizar un gran esfuerzo para sacarla y para prepararse las oposiciones, porque ella había aprendido ballet y había estudiado solfeo, pero no tenía tanta preparación musical como sus compañeros que habían ido al Conservatorio. «En las oposiciones había 17 plazas y yo saqué el número 20», así que empezó a trabajar como interina, a la espera de que llegara una nueva convocatoria.
«Estudié Psicopedagogía para ser mejor maestra y luego me enamoré de la labor de orientadora. Y aprendí a ser resignada. Tenía que aprender a saber esperar para ver el efecto de mi trabajo».

Ahora es profesora del departamento de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación de la UMU y tiene la plaza de funcionaria que para su madre tardaba demasiado, aunque tuvo que aplazar el examen para lograrla varios meses, porque entró a formar parte del equipo del actual rector.

Cuenta que como vicerrectora ha abierto la UMU «a las visitas guiadas», ha establecido contactos con los estudiantes y con otros estamentos, a los que trataba de animar a plantearse cuestiones como «por qué se nos van los estudiantes de la Región si tenemos unas universidades que te mueres».

Considera que aporta «una mente analítica y reflexiva» y que su formación le va a permitir cambiar cosas, tal y como ha tratado de hacer en la universidad. «Igual que aprendí a tocar la guitarra y a dirigir coros, uno aprende a desarrollar las competencias que necesita. De hecho, ahora cuando salgo a la calle, miro más la Región». Para conseguir la energía que derrocha en todo lo que hace se levanta antes de las seis y media para practicar deporte y mantenerse en forma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Elecciones en Murcia

Domingo 26 de Mayo de 2019

Murcia, España