19 de abril de 2019
19.04.2019
Agua

Hablemos de... El Trasvase del Tajo y conexión de todas las cuencas

Es un tema ineludible para los partidos políticos que se presentan a las elecciones generales en una Región que tiene un claro déficit estructural de agua y que depende de los recursos que vengan de fuera

19.04.2019 | 04:00
Ningún partido duda en defender la continuidad del Trasvase Tajo-Segura.

Agricultura. Los partidos políticos defienden modelos más sostenibles y eficientes en el uso de recursos

No hay un modelo único de agricultura para el futuro en la Región de Murcia si nos atenemos a los propuestas de los seis partidos que concurren a las elecciones generales del 28A. Si bien la línea general es ir hacia una producción más sostenible y eficiente en el uso de los recursos naturales. 
 
Unidas Podemos apunta que su modelo agrícola, como todos los demás, tendrá que adaptarse a un nuevo escenario. «No será tanto fruto de una decisión política como una necesidad derivada de sequías cada vez más prolongadas y aumento de las temperaturas», aduce, y defiende que los propios agricultores «son muy conscientes de que debemos seguir innovando en una agricultura cada vez más sostenible y eficiente en el uso de los recursos».
 
Vox considera que «la innovación y la creatividad» es la ley que manda y que un cambio de modelo «no se puede improvisar o declarar obligatorio por decreto». Este partido defiende que, una vez resuelto el problema del agua por los gobiernos, «el sector agrícola murciano sabe hacer sus deberes de modernización y adaptación a las demandas de los mercados», y no deben estar pendientes de los que diga  cada mañana «ningún 'amado líder'». 
 
Somos Región pone el punto de mira en «la conciliación» entre la agricultura y la protección del medio ambiente, especialmente en el entorno del Mar Menor. «Por ser un asunto capital para la Región» el Gobierno debería redactar un «Plan Mar Menor suficientemente dotado» en los Presupuestos Generales del Estado.
 
Ciudadanos vuelve a primar «la conservación de nuestro medio natural» a la hora de hablar de «cualquier» actividad económica y apuesta «claramente, por la agricultura ecológica y por la trazabilidad». Argumenta que «los mercados europeos demandan productos ecológicos perfectamente identificados en cuanto al origen y la forma de producción».
El Partido Popular califica de «ejemplar» respecto a Europa el modelo actual de producción hortofrutícola y la industria agroalimentaria, una agricultura que califica de «vanguardista, moderna, avanzada y tecnificada» y «comprometida con la sostenibilidad». Y apuesta por que avance en esta línea, «más eficiente y con unos estándares de calidad superioes».
 
El PSOE destaca su apuesta clara por una agricultura más sostenible. «Se trata de lograr explotaciones agrarias más rentables y eficientes, y respetuosas con el medio ambiente y el clima», con la ayuda de la financiación europea a través de la PAC. 

Agua y agricultura, agricultura y agua... Tanto monta, monta tanto. La una no se concibe sin la otra en la Región de Murcia, cuya interdependencia para uno de los sectores económicos estratégicos de la Comunidad es total. Los partidos desgranan sus propuestas para mantener una agricultura que debe luchar contra la sequía estructural y el cambio climático que afecta a esta Región como a pocas y que debe encontrar el camino que ayude a combatirlo. Y fijan su postura ante el vital Trasvase Tajo-Segura y ante posibles futuros trasvases, vía interconexión de las cuencas deficitarias (como la del Segura, que en su planificación hidrológica recoge un déficit de 400 hm3 anuales) con otras excedentarias, como las del Ebro y del Duero. Sí hay unanimidad en la defensa del acueducto que envía cada mes agua desde la cabecera del Tajo para beber y para regar en la Región de Murcia, además de en el sur de Alicante y norte de Almería.

Partido Popular: «Los únicos que garantizamos el blindaje del Trasvase del Tajo»

El Partido Popular hace bandera de ser el único, dicen, que garantiza «el blindaje y el mantenimiento del Trasvase Tajo-Segura», cuya continuidad «es vital para el Levante y para toda España». Consideran que esta infraestructura hidráulica que acaba de cumplir los 40 años, es «irrenunciable» y por esa razón la garantía de los trasvases aparece recogida en su programa electoral nacional.

«Ningún otro partido lo ha hecho», apuntan. Asimismo, el PP defiende que el agua es una «cuestión de Estado», por lo que aboga por un Pacto Nacional del Agua, consensuado con las comunidades autónomas, los regantes y todos los sectores afectados. El Pacto debe contener medidas orientadas «a mitigar los efectos del cambio climático, las interconexiones entre cuencas y los trasvases». Los populares consideran que los recursos hídricos procedentes del Trasvase son los principales para la Región, y que tanto la desalación como la reutilización del agua son complementarios, pero «muy importantes», para paliar el déficit de la Comunidad. Y recuerdan, «la Región de Murcia depura el 98 por ciento de sus aguas residuales, casi 105 hm3 al año».

PSOE: Plan Nacional de Depuración y gestión integral del agua

Los socialistas incluyen en su programa electoral, como la principal apuesta en materia de agua y planificación hidrológica, un Plan Nacional de Depuración, Saneamiento, Eficiencia, Ahorro y Reutilización de Aguas Residuales, apostando por una gestión integral del agua. Este Plan de Depuración también tiene como objetivo «garantizar en el medio y largo plazo una gestión sostenible de los recursos hídricos, basada en el ciclo integral, y aportar transparencia a los escenarios de gestión» de los recursos hídricos. Asimismo, contemplan un Plan Nacional del Agua «para asegurarnos de que no malgastamos el agua», y de que «tengamos agua aunque llueva menos a causa del cambio climático».
El PSOE, en su programa electoral destaca que desarrollarán una política del agua, incluida la finalización de un Libro Verde sobre su gobernanza, «que anticipe y evite los efectos del cambio climático, utilizando las mejores tecnologías». Sin mencionar explícitamente los trasvases, sí advierte de los efectos sobre estas infraestructuras hidráulicas por el cambio climático. Y en la Región de Murcia, los candidatos han hecho una defensa «sin condiciones» del mantenimiento del Trasvase Tajo-Segura.

Ciudadanos. La interconexión de las cuencas, recogida en el programa

Ciudadanos asegura que en su programa electoral está recogida la interconexión de las cuencas dentro de un Pacto Nacional del Agua. «Entendemos que el agua excedentaria debe ir a las cuencas deficitarias y que la forma y la cantidad deben determinarla los técnicos con criterios técnicos». Los políticos, añade, deben «sacar sus zarpas el agua».

La formación naranja también califica de «irrenunciable» el Trasvase Tajo-Segura, «una infraestructura vital para nuestra agricultura y nuestra economía». Por lo que considera que «debe estar asegurada 100% independientemente de quién gobierne» en La Moncloa. Ciudadanos tampoco renuncia a otras fuentes de agua: «Somos favorables a la diversificación».

Y menciona a la desalación, la depuración de las aguas residuales, la lucha contra la evaporación, la mejora de canalizaciones, la introducción y desarrollo del concepto de huella hídrica, especialmente en la industria, la modulación de la evapotranspiración, la selección de cultivos en función del terreno, la utilización de floraciones de agua en sótanos de edificios, etc. «Debemos monitorizar el uso del agua, conocer de dónde se obtiene y de dónde se gasta cada litro de agua».

Unidas Podemos. Apuesta decidida por la desalación y la reutilización de las aguas

Unidas Podemos defiende un Pacto Nacional de Agua, pero a diferencia de otros partidos políticos, como PP, Cs Vox y Somos Región, no contempla en su programa la puesta en marcha de nuevos trasvases. «Nosotros defendemos un Pacto por el Agua que ponga la desalación, la reutilización y la buena gestión de los acuíferos, en el centro». Y rechazan la interconexión entre cuencas porque «cuanto más tiempo perdamos con los viejos mantras, menos tiempo tendremos para tomar medidas eficaces».

Esta postura, sin embargo, no está reñida, dice la formación morada, con la defensa del mantenimiento del Trasvase-Segura. «Siempre hemos apoyado el mantenimiento del trasvase pero sabemos que con el avance del cambio climático cada año habrá menos agua en la cabecera del Tajo». Por eso, Unidas Podemos apuesta por explorar otras alternativas como un mayor auto consumo de la cuenca del Segura o aumentar la producción de agua desalada en combinación con instalaciones de energía fotovoltaica. La desalación y la reutilización de las aguas residuales serían, no obstante, recursos complementarios al Trasvase, concluye.

Vox: Defensa de la unidad hidrológica en España

Esta formación política considera que en España se ha perdido la posibilidad de que haya un Plan Hidrológico Nacional, PHN, (que por otra parte, recuerda, era «una obligación impuesta en la ley de Aguas») porque «ha desaparecido el concepto de 'interés' nacional y se ha disuelto en intereses locales y regionales». Vox, sin embargo, se muestra partidario de un PHN que permita «los trasvases que sean necesarios, ya que esto es una condición para la supervivencia de las regiones semiáridas del sureste español».

También defiende la continuidad del Trasvase Tajo-Segura, «dotado de una legislación técnica y sin intervención política», aunque considera que esta obra corre peligro con el nuevo Estatuto de Autonomía de la Región porque «acopla la desalación y el Trasvase como si fueran dos caras de la misma realidad». Por último, esta formación deja claro que aunque la reutilización del agua depurada y la desalación «es una obligación legal e incluso moral», no pueden sustituir al Trasvase Tajo-Segura.

Somos Región: Utilización de trasvases, desalación y aguas subterráneas

El partido regionalista apela a la elaboración de un Plan Hidrológico Nacional «por parte del Gobierno, al ser competencia suya» la gestión del agua, que contemple la interconexión de cuencas mediante trasvases, «incluso transfronterizos». También debe incluir la desalación «con un precio social» y la «evaluación y utilización de los recursos subterráneos, «elaborando un plan para su gestión».

No duda en defender el Trasvase Tajo-Segura, pero subraya que sea «en los actuales términos», como una infraestructura estatal «rentable, vertebradora y generadora de riqueza» y que se mantenga así independientemente de color del Gobierno. «Es la alternativa óptima para realizar aportes externos de agua a cuencas deficitarias», añade. Y el uso de la desalación y reutilización de las aguas depuradas se aceptan «como una combinación inteligente de captación de recursos» para la Región.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook