Alegría para los trabajadores: a partir de ahora, podrán hacer más horas extras pagadas

Patronal y sindicatos están negociando ampliar este límite de 80 a 150 horas anuales

Buenas noticias para los trabajadores podrán hacer más horas extras pagadas

Buenas noticias para los trabajadores podrán hacer más horas extras pagadas

Luis Miguel Mora

La reducción de la jornada laboral de 40 a 37,5 horas tendrá muchas novedades cuando se apruebe, que ya se están negociando para que se puedan poner en marcha antes de las vacaciones de verano. Los agentes sociales (patronal y sindicatos) buscan dar más beneficios a los trabajadores, como ampliar el límite de horas extras retribuidas que se pueden hacer por ley. El Ministerio de Trabajo de Yolanda Díaz está a la espera de que estas negociaciones lleguen a buen puerto para incluir el acuerdo en la nueva ley.

De 80 a 150 horas extras

España es uno de los países más restrictivos de la Unión Europea en cuanto a horas extras permitidas por ley. Actualmente, un trabajador solo puede hacer un límite de 80 horas extraordinarias anuales, mientras que en el resto de Europa, esta barrera aumenta hasta las 150 horas. Este es uno de los propósitos de las negociaciones, acercar posturas para hacer lo mismo que nuestros vecinos. Sin embargo, no será tarea fácil.

Los sindicatos y la patronal coinciden en que este aumento de horas proporciona más flexibilidad al mercado laboral, a la vez que dota a los trabajadores de nuevas oportunidades para ganar más dinero, y aquí es donde viene el primer problema. Los sindicatos exigen a las empresas que paguen a sus trabajadores un salario por hora más alto en ese tiempo extra que sobrepasa la jornada laboral ordinaria. Por su parte, los empresarios creen que esto solo sería útil en aquellos casos en los que es difícil cubrir puestos de trabajo, y que en el resto sobra mano de obra, por lo que esa subida sería poco eficaz.

Además, la patronal también piensa que esto supondría un grave problema para los costes de las empresas, ya que si muchos trabajadores se suman a esta iniciativa, tendrían que pagar más dinero en salarios, lo que afecta directamente a sus beneficios.

La ley española es muy prohibitiva

La legislación española lo deja muy claro, y establece que las horas extra son voluntarias, salvo que su realización esté pactada en los convenios colectivos, y en algunos casos, en los contratos individuales. La UGT quiere afrontar este problema así, y busca alcanzar nuevos acuerdos colectivos a nivel estatal.

Estas horas extras afectan directamente a la cotización de los trabajadores, y es que actualmente, el coste para ellos es del 2%, mientras que para la empresa aumenta al 12% si estás son por fuerza mayor, esta contribución sube al 23,6% si es por horas extras estructurales, imprevistos o picos de producción, entre otros casos.

La negociación será dura, sobre todo, tras una reclamación de la UGT ante la UE. El sindicato presentó una queja alegando que la legislación vigente no estipula la obligación de pagar una extra por la realización de estas horas, lo que consideran que vulnera la Carta Social Europea. Los sindicatos plantean implantar una prima adicional del 25% sobre el sueldo por hora ordinaria, siendo este el punto clave de las reuniones con la patronal.