La Bolsa española subió hoy el 2,08 % y superó los 10.100 puntos impulsada por la aprobación del plan de ajuste en Grecia, que despertó el optimismo entre los inversores y llevó a todos los mercados a resultados positivos.

Así, el principal selectivo de la Bolsa española, el IBEX 35, subió hoy 206,90 puntos, el 2,08 %, hasta los 10.143,60 puntos, con lo que las ganancias anuales se incrementan hasta el 2,89 %.

La Bolsa española comenzó la jornada en terreno positivo, con una subida del 0,88 %, lo que demostraba que los inversores afrontaban con optimismo la votación que se iba a desarrollar poco después en el Parlamento griego.

Este optimismo llegó incluso a elevar a la bolsa hasta los 10.234,90 puntos, es decir una subida de casi el 3 %.

No obstante, cuanto más se acercaba el momento de la votación en Grecia, más se iba relajando la bolsa española, que finalmente consiguió subir más del 2 %.

Tal y como adelantaban los mercados hoy, el Parlamento griego aprobó su nuevo plan de ajuste que fue recibido de forma positiva por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la UE.

En concreto, el FMI celebró la "necesaria" aprobación de las medidas, mientras que la UE consideró que en esta jornada Grecia daba un paso "vital" para alejarse de la bancarrota.

La aprobación de este nuevo programa de reformas era un requisito exigido por la UE y el FMI para que el país heleno reciba los 12.000 millones de euros del quinto tramo del paquete de ayuda aprobado el pasado año, lo que evitará que entre en bancarrota.

En sintonía con la bolsa española, el resto de europeas también acabaron de forma generalizada la sesión en positivo.

Todos los grandes valores del IBEX 35 subieron: Santander, el 2,14 %; BBVA, el 2,27 %; Iberdrola, el 1,15 %; Repsol YPF, el 3,99 %, y Telefónica, el 1,79 %.

En una jornada en la que todos los valores del IBEX 35 registraron ganancias, las principales alzas fueron para Sacyr Vallehermoso, que subió un 4,75 %, seguida de FCC, que repuntó el 4,18 %.

La rentabilidad de la deuda española bajó hoy hasta el 5,575 %, con la prima de riesgo en 259 puntos básicos, mientras que el efectivo negociado superó los 4.700 millones de euros.