La construcción, uno de los sectores, junto al turismo, que se ha erigido como uno de los motores principales de la economía española en los últimos años sigue cayendo. De hecho, España es el país europeo donde más bajó la construcción en enero, con un retroceso del 8 por ciento. Un descenso mucho más marcado que el del resto de nuestros vecinos comunitarios, como demuestra el hecho de que el Reino Unido ocupe el segundo lugar, pero con una caída inferior al 3 por ciento. A pesar de estas bajadas la producción de la construcción de la zona euro aumentó en enero un 1,6 por ciento.

Los datos publicados ayer por la oficina de estadística comunitaria (Eurostat), sitúan a España como el país europeo donde el sector de la construcción vive sus horas más bajas con un descenso del 8 por ciento. En el otro lado de la balanza encontramos a Rumania y a Eslovaquia que con un 33,7 y 14,9 por ciento, los países que registran mayores subidas en la producción del sector de la construcción.

La producción de la construcción de la zona euro aumentó en enero un 1,6 por ciento respecto al mes anterior y en el mismo porcentaje en términos interanuales. En la Europa de los 27, la construcción aumentó un 0,6 por ciento en enero respecto a diciembre, cuando descendió una décima, y acumuló un incremento interanual del 0,7 por ciento.

La producción del sector de construcción subió el 1,6 por ciento durante enero pasado en la zona euro y un 0,6% en el conjunto de la Unión Europea.

En términos interanuales, este índice subió un 1,6% en la eurozona y un 0,7% en toda la Unión, indicó un comunicado.

En diciembre pasado, la producción de este sector había caído en términos interanuales un 3,3% en la zona euro y un 1,7% en toda la Unión.

Entre los diez países que facilitaron sus datos a Eurostat, hubo aumentos interanuales en seis de ellos y descensos en cuatro.

Los mayores incrementos interanuales se produjeron en Rumanía (33,7%), Eslovaquia (14,9) y Holanda (8,6), y los mayores descensos tuvieron lugar en España (-8%), Reino Unido (-2,9) y Suecia (-2,6%).

En cuanto al mes de enero, se registraron incrementos en cinco países y descensos en otros cinco.

Los principales aumentos mensuales se produjeron en Eslovaquia (17%), Alemania (11,7) y Holanda (4,8), mientras que los mayores descensos tuvieron lugar en Polonia (-5,9%), Suecia (-3) y Reino Unido (-2,1). España tuvo una reducción del 1,1%.

Por sectores, la actividad en la construcción de edificios aumentó en términos interanuales un 1,7% en la eurozona y un 0,5% en la Unión Europea, mientras que la de obras públicas aumentó un 1,9% en los países de la moneda única y un 1,6% en los Veintisiete.

Solamente en enero, la actividad en construcción de edificios creció un 1,9% en la eurozona y un 0,6% en la UE, mientras que en obras públicas subió un 1,3% en la eurozona y un 1,4 en los Veintisiete.

Además, el Eurostat publicó también ayer los datos de la balanza comercial de la zona euro, que durante el mes de enero registró un déficit de 10.700 millones de euros en enero en términos interanuales, un 46,5% más que en el mismo mes del ejercicio anterior. En enero de 2008 respecto a diciembre las exportaciones de la eurozona aumentaron un 7,4%, el mismo porcentaje que las importaciones.

En la Europa de los 27, la balanza comercial registró en enero un déficit de 30.700 millones de euros, un 18% más que en el mismo mes del año pasado.