Woerth explicó en una entrevista a la emisora "Europe 1" que "la suma que representa esta lista de activos transferidos a Liechtenstein representa unos 1.000 millones de euros".

Puntualizó que "es posible" que el dinero de esas cuentas se transfiriera legalmente al micro-Estado alpino, algo que se está comprobando y que tardará varias semanas.

El ministro rechazó ofrecer los nombres de los 200 franceses que aparecen en las listas y lo justificó por el "secreto fiscal".

También insistió en que "vamos a establecer la realidad de esta lista, que fue entregada gratuitamente por el Reino Unido, y que "no es una lista detallada".

Según publicaba la semana pasada el diario "Le Figaro", los 200 nombres en manos de las autoridades de Francia son todos particulares que habían abierto cuentas en Liechtenstein con fines de evasión fiscal.

Las investigaciones en Francia se producen después de destaparse en Alemania un fraude fiscal de gran magnitud por la evasión de fondos al paraíso fiscal de Liechtenstein.