La inflación anual del área de la moneda única se situó en diciembre en el 3,1 por ciento, la misma tasa que el mes anterior, según una primera estimación publicada hoy por la oficina estadística comunitaria, Eurostat.

En España, la inflación se elevó al 4,3 por ciento, según el indicador avanzado del Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA), publicado ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esto supone que el diferencial de precios con la Unión Económica y Monetaria (UEM), que estaba en un punto en noviembre, se ha elevado dos décimas al cierre del año, hasta los 1,2 puntos, el más alto desde agosto de 2006, mes en el que también alcanzó esa cifra.

Las estimaciones rápidas del Índice de Precios al Consumo de la Unión Monetaria (IPCUM) se basan tanto en la información preliminar sobre la evolución de los precios en los Estados miembros que tienen tales datos disponibles como en el precio de los productos energéticos.

El cálculo definitivo sobre la inflación española de diciembre, con las tasas tanto del IPCA como del índice general (IPC), se conocerá el próximo 15 de enero, mientras que el de los precios de consumo en la UE y en la zona euro será difundido por la oficina estadística comunitaria el próximo 16 de enero.