El grupo Telefónica cerró el primer semestre con un beneficio neto del 1.835,1 millones de euros, lo que supone un aumento del 25,4% en comparación con el mismo periodo del año anterior. Según la empresa, los resultados de los seis primeros meses muestran la aceleración del crecimiento de conjunto de los ingresos y de la base de clientes.

La empresa registró unos ingresos de 17.359,7 millones de euros, un 20% más. En la primera mitad del año todas las líneas de negocio presentaron un favorable comportamiento destacando especialmente la aportación del negocio de telefonía móvil. Las actividades de Telefónica en España suponen el 55,4% del total de ingresos del grupo. Por su parte, los negocios de Latinoamérica aumentaron su contribución del 33% al 40,6% por la adquisición de los activos del Bellsouth. Así, el beneficio operativo antes de amortizaciones se elevó a 6.621,4 millones de euros con un crecimiento del 15,3%. Telefónica cerró el semestre con 145,3 millones de accesos, un 39,9% más que el año anterior, incluyendo los 8,7 millones aportados por la recién adquirida Cesky Telecom.