11 de septiembre de 2020
11.09.2020
La Opinión de Murcia
Rincones insólitos

Caravaca de la Cruz: la leyenda continúa

La parroquia, el castillo y la plaza del Ayuntamiento configuran el triángulo mágico de la ciudad

11.09.2020 | 04:00
El Castillo, símbolo de Caravaca de la Cruz

Quedo con el alcalde de Caravaca de la Cruz para que me enseñe la ciudad bajo su mirada. A pesar de que los días son difíciles, es puntual. La ciudad que junto a Roma, Jerusalén, Santiago o Liébana tiene la potestad de celebrar regularmente sus Años Jubilares, está pasando sin duda su peor año.
 
La suspensión de sus mundialmente conocidas fiestas de la Santísima y Vera Cruz, gracias principalmente a sus no menos famosos 'Caballos del Vino', que están esperando que caiga como fruta madura el galardón de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, fue un varapalo emocional y económico para la ciudad, y ahora la situación sanitaria vuelve a complicar su reactivación económica.

2024, próximo Año Jubilar en Caravaca de la Cruz


El alcalde está convencido que el año que viene será el año de Caravaca, y que se está preparando para que el año 2024 (próximo Año Jubilar) no le vuelva a pillar con muchos de los deberes sin hacer.

Calle Mayor de Caravaca de la Cruz

 
Le pido que me acompañe a hacer un recorrido por su ciudad. No lo duda, ya que, para él, hablar de su ciudad es un orgullo. La plaza del ayuntamiento es el punto de partida, y es que junto a la parroquia, el castillo (Basílica Menor) y la Plaza del Ayuntamiento se configura su particular triángulo mágico, y todo ello, en un radio de apenas trescientos metros en línea recta.

Lugares que no puedes dejar de visitar en Caravaca de la Cruz

Desde aquí, es recomendable acercarse a la Calle de las Monjas dirección al  Puente Uribe (Museo de las Fiestas) para  volver a la Calle Mayor. Unos metros antes a nuestra derecha se encuentra el Museo de los Caballos del Vino, muy recomendable por cierto, donde uno puede comprobar in situ, fuera de los primeros días de mayo, lo que significa esta particular fiesta para sus ciudadanos.

Ya en la Calle Mayor pasaremos por el famoso Convento de San José. Una lástima que un edificio llamado a ser uno de los buques insignia de la ciudad permanezca casi en el olvido. Ojalá algún día, no solo la ciudad, sino toda la Región, se lleve una alegría con su recuperación. 

Entrada al Castillo de Caravaca de Cruz

Unos metros después a nuestra izquierda llegamos a la Iglesia de La Compañía, un lugar de encuentro cultural que marca una parte importante de la agenda de la ciudad. Ya desde aquí nos dirigimos a la Plaza de San Juan de la Cruz, a unos doscientos metros, que da inicio a su Glorieta, y que sin duda, con el cambio que se produjo hace años, ha perdido cierto encanto que el actual regidor quiere recuperar.

 «Y allá al fondo el Templete», me dice, y es que si hay un símbolo para la ciudad junto a su castillo y su cruz es este monumento del siglo XVIII, obra del arquitecto murciano José López, y que según me cuenta el alcalde, está estudiando poder abrirlo al público determinadas horas al día para que pueda ser visitado en todo su esplendor. Una lástima que un popular kiosko siga rompiendo su armonía, aunque tras hablar con él, albergo ciertas esperanzas para que en el futuro exista una solución consensuada.

La Cuesta más famosa de Caravaca

Desde aquí podemos ver la popular Cuesta de la Simona, que el día 2 de mayo se convierte en el mejor escaparate de la popular Carrera de la Cuesta. Si uno cierra los ojos, tanto en esta cuesta como en la subida al castillo puede escuchar su famosa frase «caballo en carrera».

Lla carrera de los Caballos del Vino

 
Después de finalizar este recorrido corto pero intenso por el casco antiguo de la ciudad, le pido que me diga que lugares visitar en el término municipal: « Pufff, hay muchos», me dice.
 
«Desde las Fuentes del Marqués (en octubre y noviembre parece un escenario sacado de la mejor factoría Disney, esto es de mi cosecha), hasta las vistas que hay desde la Ermita de la Reja, pasando por el Camino del Huerto, Fuentes del Nevazo (ideal para pasear y hacer bicicleta), la Fortificación del Cerro de Archivel, La Encarnación... ¿sigo?», me dice con cierto orgullo.
Las Fuentes del Marqués, un paraje singular.

Cuando le pregunto qué ciudad quiere legar cuando termine su mandato, es claro: «Una ciudad mejor que la que me encontré, queremos construir un 'Anillo Verde', si no igual si parecido al que tiene Vitoria (Álava), y que tantos premios internacionales ha recogido por su apuesta medio ambiental, y reseñalizar toda la Vía Verde (Camino de la Cruz)». «¿Llegaremos a verlo antes de 2024?», le pregunto.
 
«Espero que sí, aunque la crisis sanitaria y económica nos ha caído, como a todo el mundo, como un jarro de agua fría. Esperemos que si nos dé tiempo», me dice. 

Hostelería en Caravaca de la Cruz

Caravaca sigue teniendo en su oferta hotelera su talón de Aquiles, aunque en los últimos años el número de habitaciones ha experimentado un aumento importante, sigue siendo bajo en comparación con ciudades de similar potencialidad turística.

Sin duda, la capital del noroeste tiene todos los mimbres necesarios para, ahora que los nuevos modelos de desarrollos turísticos están cambiando a marchas forzadas, convertirse en un referente de turismo de interior, donde la calidad y la cantidad no estén reñidas.

Si consiguen virar el rumbo errático que ha llevado la ciudad turísticamente hablando, desde que se celebró el primer Año Jubilar (Año 2003), y dirigirlo a ofrecer un producto diferente, riguroso y de calidad, pondrán a Caravaca como un destino turístico preferente. Nunca una comarca tuvo tanto que ofrecer. Esperemos que la comarca del Noroeste en general (incluida Mula) y Caravaca, en particular, se den cuenta que tienen un diamante en bruto entre sus manos.

Caravaca de la Cruz, líder en turismo religioso y gastronomía

Pero si Caravaca es líder indiscutible en turismo religioso, sobre todo en Años Jubilares, la gastronomía se está convirtiendo poco a poco en un referente para la comarca, y no solo en la ciudad podemos encontrar lugares donde la relación calidad-precio es muy alta, con una cocina cada día más elaborada y vanguardista, pero con los pies en sus tradiciones, sino que una de las grandes ventajas de este rincón insólito es su variedad territorial, y en Barranda o Archivel (en estas semanas de rebrotes está cerrado), por poner dos ejemplos, podemos encontrar algo más que buenas carnes y arroces.

Lo mejor sin duda es pedir información en la oficina de turismo.

Dónde está Caravaca de la Cruz


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook