31 de julio de 2020
31.07.2020
La Opinión de Murcia
Planes

El Valle y Carrascoy, un auténtico respiro entre la huerta murciana y el mar

El Parque Regional El Valle y Carrascoy, cuya extensión supera las 17.000 hectáreas, ofrece alternativas de ocio, deporte y desconexión a sus visitantes

31.07.2020 | 04:00
Parque Regional El Valle y Carrascoy. sergio gonzález, murcia turística

El Valle de Guadalentín, por donde se extiende la famosa Huerta de Murcia, y el Campo de Cartagena, con el Mar Menor como telón de fondo, se encuentran separados por uno de los Espacios Naturales Protegidos más emblemáticos de la Región de Murcia: El Parque Regional El Valle y Carrascoy.

Se caracteriza por albergar un bosque mediterráneo que sufrió una labor de repoblación en la década de los 50, conservado en la actualidad de forma natural en Carrascoy. Las posibilidades que ofrece este entorno son infinitas: desde paseos, a pie o en bicicleta, por sus más de 17.000 hectáreas, hasta un tranquilo picnic en sus muchas áreas recreativas, sin olvidar las magníficas vistas que el mirador de 'La Cresta del Gallo' regala de toda la ciudad de Murcia.

Ya sean rincones naturales o con el sello del hombre, como el Santuario de la Fuensanta o el Castillo árabe de La Luz, este entorno natural resulta una solución ideal para liberar ese estrés generado durante la semana.

Centro de Recuperación de Fauna Silvestre

Desde animales que se recuperan rápidamente y son devueltos a su medio natural, hasta otros que no sanan lo suficiente como para ser reintroducidos. Todos ellos pasan por el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre del Parque Regional Carrascoy y El Valle. Un lugar concebido para la educación y sensibilización ambiental, donde mediante visitas guiadas se puede observar a distintas especies silvestres que han encontrado en este centro su nuevo hogar, que desde 1984 lleva desempeñando estos trabajos de recuperación, rehabilitación, investigación y suelta de especies.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook