02 de julio de 2020
02.07.2020
La Opinión de Murcia
Discotecas

Las pistas de baile de la Región se llenan de mesas

El fin de semana reabren las discotecas de verano en un ambiente poco común por las medidas contra la covid-19: todos sentados y cumpliendo con la distancia de seguridad

02.07.2020 | 04:00
Las pistas de baile de la Región se llenan de mesas

Las discotecas en las zonas de playa de la Región de Murcia reabren sus puertas sustituyendo las pistas de baile por mesas separadas a metro y medio de distancia. Las medidas de prevención contra la covid-19 dan lugar a un ambiente poco común. Los clientes están obligados a permanecer sentados cumpliendo con la distancia mínima de seguridad.

La mayoría de los clubes nocturnos celebran su opening este fin de semana, menos Maná (San Javier), que ya realizó la inauguración el 20 de junio, y Bali Club y Varazú, que este año no han tenido fiesta de apertura, aunque ya están abiertos.

En la entrada de los locales, los clientes están obligados a llevar mascarilla y el uso de gel hidroalcoholico. Trips Summer Club (La Manga) también incluye la toma de temperatura como requisito de entrada.

Las discotecas aconsejan reservar una mesa con antelación ya que el aforo es más limitado. Pedro Martínez, encargado de Trips, dice que la discoteca acogía a 5.000 personas y ahora el aforo se ha reducido a 800 personas. Otros clubes como Bali Club solo disponen de un máximo de 100 personas. Mamaluna (Cabo de Palos) solo acepta un máximo de cinco comensales por mesa y bajo reserva.

Aunque las discotecas continúan ofreciendo Djs, copas y espectáculos como gogós y bailarines, los asistentes no podrán moverse de sus mesas asignadas y si desean hacerlo deberán usar mascarilla. Las discotecas solo ofrecen servicio en mesa porque el cliente no puede moverse de la silla y si desea ir al baño, en la mayoría de los locales hay que avisar al personal para ir al baño y ser paciente a la espera de su desinfección.

«No es rentable»

Las discotecas han tenido que reinventarse. Ofrecer entretenimiendo a un público que permanece sentado no es nada sencillo, aseguran los propietarios de los clubes nocturnos, obligados a cumplir con la normativa de la Comunidad Autónoma.

Maccäo continúa con la venta de pulseras a 5 euros. En cambio, Mamaluna crea un pack bajo reserva de mesas con consumiciones incluídas. Trips instalará terrazas dentro de su recinto y albergará tres restaurantes, además de ofrecer copas, música y espectáulo. Los restaurantes son Undersun (menú variado, principalmente sushi), el chiringuito Blue Fish y Pablo González Conejero, conocido por su restaurante de dos estrellas Michelin, Cabaña Buenavista.

Noel Flores, propietario de Varazú (Los Alcázares), tiene una visión negativa ante los beneficios que puede obtener este verano, por eso «el club no estaba para celebraciones de apertura». Las discotecas se enfrentan a grandes gastos con la normativa impuesta ante la nueva normalidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook